Tema

león roldos aguilera

¿Lenín actuará con firmeza?

Al intentar sincerar las cifras de la deuda, se enfrenta a una práctica de fraude ejercida desde el anterior equipo del poder, que no se limitó a la diferencia entre la llamada deuda “consolidada” – que eliminaba las deudas del Gobierno con el IESS y otras entidades del Estado, al cruzarlas, con el pretexto que eran cuentas como las que hay entre marido y mujer- y la deuda “agregada” que si las incluye, sino también de rubros no registrados – los de las fraudulentas preventas de petróleo y muchos otros- y los riesgos de contingentes, que podrían en el total acercarse a sesenta mil millones de dólares, un poco menos del 60% del PIB. Correa lo ha tachado de “cínico, desleal y mediocre”.

¿Persecución?, ¿o qué?

lroldos@elcomercio.org

La organización delictiva

lroldos@elcomercio.org

Los ‘embajadorcillos’

¿Intolerancia o incontinencia al hablar?, ¿o ambas cosas? Son miles los casos de expresiones en sabatinas y otros escenarios, contra quienes no silencian una opinión que recibe condesagrado Rafael Correa.

¡Insólito!

El título quizás debería ser “vergonzoso”, lo que requiere vergüenza de los involucrados.

Descalificación y no transparencia

Práctica del Presidente Correa y su entorno. Ante críticas o puntualizaciones que podrían aclararse o desvirtuarse con razones, de tenerlas, el atajo va por la descalificación.

Las medias verdades

Usualmente son peores que las mentiras absolutas, porque teniendo algo de verdad inducen a falsedades en los resultados o conclusiones.

¿Se puede creer?

Los ecuatorianos queremos creer. En los años que vivimos, la tecnología permite transparentar la verdad, de querer hacérselo.

¿Será absorbido el ISSFA?

En Montecristi se planteó la posibilidad de que el ISSFA sea absorbido por el IESS, retornando al régimen anterior a la Ley de 1992, cuando en el gobierno de Rodrigo Borja, se creó el ISSFA, con autonomía, sustituyendo a la “Caja Militar” sin autonomía, creada en 1959, que a 1992 estaba en el IESS.

Parecería de Ripley

Los lectores seguramente recordarán los cortos de Aunque usted no lo crea de Ripley, en los cuales lo insólito aparecía como realidad.

Suplementos digitales