Nueva paralización de la Refinería de Esmeraldas

El viernes empezaron los trabajos de reparación de la Refinería de Esmeraldas, programados para 54 días, si no aparecen daños no previstos.

La reparación atañe a áreas delicadas como la Catalítica 1 y No Catalítica 1, entre otras. Durante esta paralización programada, la planta refinadora trabajará al 50% de su capacidad.

Petroecuador hará hasta 16 compras de derivados, entre los que se incluyen naftas, diésel, Gas Licuado de Petróleo (GLP) y gas de uso doméstico y diluyentes para el trabajo de las plantas termoeléctricas.

Esos productos están destinados a la industria, a los vehículos, a la producción de electricidad y a las naves marítimas, entre otras actividades. Es evidente que no se puede prescindir de esos derivados.

El petróleo que se dejará de procesar en la refinería se comercializará a través de ventas spots, donde el precio estará determinado por la relación de nuestro crudo con el precio internacional del WTI (West Texas Intermidiate), el crudo marcador.

La reparación le costará al país USD 18 millones. La repotenciación de esta refinería ocasionó un gran escándalo de sobreprecios que ya ha arrojado distintas investigaciones judiciales, condenas a sus máximos responsables y enormes perjuicios para el erario nacional. Pese a su enorme costo, las paralizaciones no programadas han sido numerosas.

Si ese proceso alrededor del cual hubo evidente corrupción, como lo ratificó el actual ministro del ramo, se hubiese hecho bien, a tiempo y al costo debido, esta nueva para, acaso, no hubiese sido necesaria.

Lo curioso es que dos empresas que estuvieron en la repotenciación iban a participar en la actual reparación, y que la autoridad se dio cuenta de este hecho solamente una vez que empezó la para, lo cual implicará un reemplazo sobre la marcha.

En esta ocasión todos los ojos del país estarán atentos a la transparencia de estas contrataciones. En el ámbito petrolero, donde descansa nuestra riqueza nacional, ha habido actos de corrupción y despilfarro. Aquí debe aplicarse también la tan proclamada cirugía mayor.

Suplementos digitales