Puntos activos para vacunarse en Quito este 22 de mayo
Gobierno exhortó a evitar discriminación por orienta…
Tres vías alternas ante el cierre de la Alóag-Santo Domingo
Alfredo Borrero pide reformas a la OMS para enfrenta…
La Toquilla mezcla los pasillos con toquecitos de rock
Director de cárcel de El Inca con medidas alternativ…
Segunda postulación universitaria concluye este 22 de mayo
Ecuador activa alerta epidemiológica por viruela del mono

Chocolate, el perro callejero que unió a una comunidad para salvarle la vida

Chocolate se robó el corazón de los vecinos. Actualmente lucha por recuperarse de sus enfermedades. Foto: Cortesía

Con sus grandes ojos color miel, Chocolate lanza miradas de agradecimiento por todo lo que han hecho por él. Así posa el perro rescatado en las fotos que publican en sus páginas de Facebook, Twitter e Instagram, que fueron creadas para mostrar su evolución. Se las encuentra con el nombre Salvemos a Chocolate.

Hasta este lunes 11 de abril de 2022 lucha para recuperarse de la enfermedad, de las gusaneras, que casi acaban con su vida. Aquel perrito que fue rescatado por vecinos de la ciudadela Residencias del Fortín, en el noreste de Guayaquil, está recobrando su ternura y sus deseos de vivir.

El can espera iniciar sus quimioterapias, pero el camino es largo todavía. Le acaban de detectar babesia, una enfermedad transmitida por las garrapatas. Debe curarse de esto y ahí seguirán las quimios. Y una vez esté sano, se espera que encuentre un adoptante que le brinde un hogar y el calor de una familia.

Fundador de la ciudadela

Chocolate fue prácticamente uno de los fundadores de esta ciudadela ubicada en la parte posterior del centro comercial Mall El Fortín.

Desde que se iniciaron las obras, él llego junto con otros perritos, los trabajadores los alimentaban y los animales deambulaban por el lugar. Así fue hasta que el conjunto de viviendas quedó terminado y recibió a sus primeros habitantes.

Con la llegada de las personas, los perros se marcharon. Algunos fueron adoptados por los trabajadores, otros simplemente no volvieron.

Pero Chocolate y Grillita se quedaron y se robaron el corazón de los moradores de este conjunto residencial. La perrita fue adoptada por una vecina del lugar. Pero al can se lo llevó uno de los trabajadores y no volvieron a verlo por cerca de un año.

De repente reapareció, pero ya estaba enfermo con TVT, un cáncer en su parte genital. “Andaba con el miembro hinchado, botando pus. Le cayeron gusaneras, tenía huecos. Por eso decidimos ayudarlo entre unos vecinos que le tenemos aprecio. Luego vimos cómo gestionábamos para conseguir la plata”, cuenta María Lorena Pin, quien está al frente de la campaña que lanzaron para salvar a Chocolate.

Cuenta que buscaron la ayuda de fundaciones, pero al no encontrarla finalmente decidieron apersonarse de la curación del perrito.

Vecinos buscaron recursos

Empezaron con un bingo, hace un mes. Con ese dinero lograron esterilizarlo, internarlo y pagar la curación de las gusaneras. “El perrito un poco más y se moría. Cuando lo hospitalizamos estaba muy malito, ya no quería ni caminar, se arrastraba, no tenía fuerzas”.

‘Chocolate’ inició su tratamiento. Requiere ocho quimioterapias y como los vecinos no pudieron conseguirle un hogar temporal para su recuperación, la doctora Ginger Mora, encargada de aplicarle el tratamiento, lo acogió mientras se mejora.

“Todas tenemos varios animalitos en nuestras casas y no nos era posible acoger a Chocolate. Por fortuna la doctora, cuando vio la situación, se ofreció a tenerlo”, afirma María Lorena.

Mientras tanto, las familias involucradas en salvar al perrito se rebuscan la forma de conseguir los recursos. Hacen una rifa semanal de algún producto que alguien done, como kits de maquillaje o carteras.

El sábado 2 de abril hicieron comida para vender. Según la moradora de la ciudadela, “cada 15 días realizamos una comida benéfica. Lo que recaudamos es para el tratamiento de Chocolate. Para eso hacemos una colecta entre todas: una pone el pollo, otra el arroz, otra cocina, y lo vendemos dentro de la ciudadela, pues no tenemos quién nos haga la entrega a domicilio”.

Los vecinos de la ciudadela Residencias del Fortín adelantan una campaña para recaudar fondos y salvar a Chocolate. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO
Los vecinos de la ciudadela Residencias del Fortín adelantan una campaña para recaudar fondos y salvar a Chocolate. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

A estas iniciativas se sumaron los perfiles creados en redes sociales. Así aspiran a recoger los cerca de USD 800 requeridos para el tratamiento, más lo que se gasta en el mantenimiento del animalito. Hasta este lunes han reunido la mitad.

Pero más que dinero, dice María Lorena, piden ayuda con los medicamentos, como la Vincristina, el que se utiliza para la quimioterapia. “También pedimos apoyo comprando protector hepático, protector gástrico, pues el paciente en un tratamiento de cáncer sufre malestar estomacal, náuseas y vómito”.

De igual forma, piden alimento Premium, pues Chocolate estaba desnutrido y necesita comida de buena calidad.
Las personas que deseen colaborar, pueden comunicarse con María Lorena Pin, al 0997073979. Y seguir las novedades sobre Chocolate en sus páginas de Facebook, Twitter e Instagram.