Ecuador suma 454 nuevos casos de covid-19 y acumula …
Presidente argentino cancela sus viajes al exterior …
Joven recibe 13 años de cárcel por abuso sexual a su…
China dona a la ONU 300 000 dosis para vacunar a su …
Sebastián Yunda no rindió su testimonio por fallas d…
Madre de líder opositor preso en Nicaragua muere sin…
Militares reforzarán la seguridad en la provincia de…
Militares y policías se unen para controles en Esmer…

Liga de Quito se despidió de la Copa Libertadores goleando a Unión La Calera; jugará la Sudamericana

o Amarilla (d) de LDU Quito celebra un gol hoy, en un partido de la Copa Libertadores entre LDU Quito y Unión La Calera en el estadio de LDU en Quito (Ecuador). EFE

Liga de Quito se sacudió de su mala racha de seis partidos consecutivos sin ganar. LDU goleó 5-2 a Unión La Calera, de Chile, en el último partido de la fase de grupos de la Copa Libertadores. El equipo albo necesitaba un triunfo urgente para ahuyentar los fantasmas sobre la continuidad del entrenador Pablo Repetto. Y lo consiguió. Además selló su pasaporte a la Sudamericana.


La ‘U’ hizo sentir su desfogue en el estadio Rodrigo Paz Delgado. Urgía un triunfo así para recobrar la confianza y el camino de la victoria se abrió a los 15 minutos con un autogol de Matías Fernández, a los 15. En su intento de rechazar la pelota terminó poniendo el 1-0 y abriendo la llave de los goles.

El delantero paraguayo Luis Amarilla anotó un doblete, a los 28 y 33 minutos. Luego, en el segundo tiempo, Billy Arce también se hizo presente con su propio doblete a los 58 y 60 minutos. Aunque el resultado fue abultado, en el primer periodo, los chilenos fueron respondones. Generaron ataques y pisaron el área de LDU.

Ahí apareció Adrián Gabbarini, cuestionado por los goles que ha recibido en el camino de la Libertadores, y se lució. Sacó dos pelotas que tenían camino a las redes. Sosteniendo el arco en cero en el primer tiempo, ‘Supergabba’ también demostró porque es titular en el arco albo.

Fue una noche para redimir culpas porque el semestre está perdido. Y eso hizo Luis Amarilla. El delantero albo estuvo con las luces prendidas. Hizo alarde de una acción individual en el segundo tanto del partido y el primero en su cuenta. Luego, en el segundo, habilitó con su pecho y estuvo despierto para empujar la pelota.

En el segundo tiempo, el equipo chileno no bajó los brazos y pudo descontar con un tanto de Sebastián Sáenz, a los 54. El gol pinchó el orgullo de los dirigidos de Repetto y anotó dos goles más. Arce también se hizo presente en el marcador y en el apabullante triunfo. El mismo Sáenz puso el segundo tanto para los chilenos en la agonía del partido.

Liga de Quito terminó en el tercer lugar del Grupo G con ocho puntos. Ahora el reto será para el segundo semestre. Ir a batallar en la Sudamericana. En el campeonato nacional, ya sin posibilidades de pelear la etapa, jugará contra Orense.

Suplementos digitales