Las cerraduras están diseñadas con sistemas de apertura táctiles, con huella digital y numéricas. Se complementan con visores digitales.Fotos: Vicente Costales / EL COMERCIO

Las cerraduras están diseñadas con sistemas de apertura táctiles, con huella digital y numéricas. Se complementan con visores digitales.Fotos: Vicente Costales / EL COMERCIO

Sábado 17 de agosto 2019

Las puertas son la primera línea de defensa en la vivienda

Redacción Construir. (I)

Si de seguridad se trata, hay una variedad de productos y soluciones que se ajustan a cada necesidad. Las puertas y ventanas representan elementos vulnerables a la hora de siniestros y son las primeras en sufrir daños en casos de robos.

Para garantizar mayor protección, en el mercado existe una gama de cerraduras y sistemas que incluyen sensores de movimiento y alarmas.  En cuanto a las cerraduras, elegir la adecuada es importante para garantizar dos cosas: que sea lo suficientemente segura para que no puedan ingresar intrusos y se generen robos y de fácil manejo para que los habitantes puedan salir en caso de siniestros, explica Dorly Noroña, de Arqué.

Hay sistemas que van desde los USD 200 hasta los 1 000, todo depende de la tecnología y diseño que incluya.

En el mercado hay accesorios para automatizar las puertas que no requieren cambiar las cerraduras, se añaden y se programan con el celular.

En el mercado hay accesorios para automatizar las puertas que no requieren cambiar las cerraduras, se añaden y se programan con el celular.

Noroña señala que hay desde cerrojos -con seguros arriba y abajo- que se instalan en puertas con cerraduras existentes, hasta la fabricación desde cero de una puerta de seguridad. Esta última tiene un conjunto de elementos. Son elaboradas con marco metálico de acero de 2 milímetros de espesor y se pueden elegir los acabados decorativos en melamínico, que simulan la madera y sus colores.

Hay puertas que cumplen determinadas funciones. Por ejemplo las cortafuego. Si ocurre un incendio esta puerta impide que el fuego pase a través de ella. Su apertura es fácil para la evacuación. En su fabricación se incluye lana de roca y otros materiales ignífugos.

Hay mecanismos manuales y automáticos que se combinan para mayor seguridad.

Hay mecanismos manuales y automáticos que se combinan para mayor seguridad.

Otros sistemas incluyen tecnología y funcionamiento manual. Todos se pueden combinar y automatizar, según la especialista. Por ejemplo hay cerraduras con control táctil, numérico, con tarjeta o que se abren y cierran desde un dispositivo móvil.

Otros productos para la seguridad son los visores. Hay diseños digitales que permiten una visión de 180 grados del exterior a través de una pantalla táctil instalada en la puerta. Así, la persona tiene todo un panorama de quién se encuentra afuera de su vivienda.

En el mercado también existen sensores de movimiento. Hay modelos que son casi invisibles y se colocan en los pliegues de las puertas y ventanas. Se monitorean a través de una aplicación en el celular. Si se abre una puerta mientras la casa está deshabitada se activan alarmas progresivas y se notifica al propietario de la vivienda de inmediato.

Adicionalmente, se pueden instalar alarmas en las puertas que se activan con horario y programación aplicados.