La densificación vertical de la ciudad, con la construcción de edificaciones de consumo responsable de energía y agua, se considera un parámetro ecoeficiente. Foto: Patricio Terán / CONSTRUIR.

La densificación vertical de la ciudad, con la construcción de edificaciones de consumo responsable de energía y agua, se considera un parámetro ecoeficiente. Foto: Patricio Terán / CONSTRUIR.

Jueves 28 de junio 2018

Quito ganó un reconocimiento por prácticas sostenibles

Yadira Trujillo Mina. Redactora (I)

La Herramienta de Ecoeficiencia del Municipio del Distrito Metropolitano de Quito ganó uno de los 29 reconocimientos en la premiación del Concurso de Prácticas Inspiradoras 2018. Ese fue parte del III Foro Latinoamericano y del Caribe de Vivienda y Hábitat 2018, que se desarrolló en Santo Domingo, República Dominicana.

El tema central de ese encuentro fue la construcción de la vivienda como eje central de la Nueva Agenda Urbana, cuyo objetivo es identificar, compartir y desarrollar políticas urbanas con prácticas sostenibles en la región.

La herramienta ecuatoriana que obtuvo la mención especial fue acogida y puesta en marcha por algunas empresas de Quito, que buscan la transformación de la ciudad a través de la densificación vertical, es decir, el aprovechamiento del espacio vertical urbano, por medio de la construcción de edificaciones de consumos eficientes de energía y agua.

Las contribuciones en este sentido incluyen la diversidad de usos y los aportes de sostenibilidad para la compactación del hipercentro de la urbe, en áreas influenciadas por los sistemas de transporte público.

Para algunos de los principales constructores de la ciudad, esas buenas prácticas pueden replicarse en otras ciudades latinoamericanas.

Los sistemas ecoamigables que incorporan las construcciones que se proponen para este proyecto de ciudad, además, tienen como finalidad brindar seguridad sismorresistente, con aportes tecnológico-constructivos, ambientales y que mejoren el paisaje urbano.