Chimbacalle, donde está la estación del tren, forma parte del proyecto de revitalización. Foto: EL COMERCIO

Chimbacalle, donde está la estación del tren, forma parte del proyecto de revitalización. Foto: EL COMERCIO

Viernes 05 de octubre 2018

Un concurso para revitalizar el sur de Quito

Redacción Construir  (I)
construir@elcomercio.com

El 15 de octubre terminarán las inscripciones para participar en el Concurso de Ideas titulado ‘Eje Articulador Sur de Quito’.

Se trata de un proyecto que tiene como objetivo la renovación urbana entorno al eje férreo del sur de Quito a través del desarrollo de diferentes microcentralidades, según el arquitecto Jorge Salazar, asesor de concursos del Colegio de Arquitectos (CAE-P).

Las inscripciones arrancaron el 21 de septiembre. Salazar aclara que se trata de una propuesta de la Alcaldía de Quito que cuenta con el soporte del Instituto Metropolitano de Planificación Urbana y asesoramiento del CAE-P.

El concurso es un llamado a urbanistas, arquitectos y más profesionales para que contribuyan con ideas frescas para aprovechar el potencial espacial, ambiental, económico y social de ese sector.

La longitud del eje es de alrededor de 13 kilómetros -desde Chimbacalle hasta Turubamba- y atraviesa territorios con una diversidad importante de dinámicas, de usos de suelo y niveles de consolidación.

El concurso está dentro del plan Visión 2040 del Municipio de Quito. Antes hubo otro titulado ‘Mi Barrio ejemplar y sostenible”. Allí los barrios desarrollaron sus potencialidades a través de una propuesta.

El proyecto‘Eje Articulador Sur de Quito’, en cambio, “va a explotar y generar apoyo para microcentralidades”. Desde la experiencia, el arquitecto cuenta que los especialistas seguramente se reunirán con los moradores del sector para sumar ideas. “El propósito es que se organicen, se plantean nuevas cosas para darle una hiperactividad a esa zona”

Los nombres de los ganadores se conocerán el 20 de noviembre, tras un minucioso análisis. El mejor planteamiento se llevará un incentivo económico de USD 6 500.
Las bases para participar en el concurso están en la página digital del Colegio de Arquitectos. Tras la entrega, cuenta Salazar, los trabajos ingresan en un estado de anonimato. Luego, se los codifica.

El jurado, compuesto por arquitectos expertos en la materia, califican el código y posteriormente leen el veredicto ante un notario público. Los miembros de jurado analizará los proyectos de acuerdo de las condiciones establecidas en las bases del concurso.