Lasso designa representantes para siete embajadas
El molnupiravir, el antiviral contra la covid, se ve…
Mujer condenada por homicidio al supuestamente abor…
Estudiante plasmó su lucha contra el cáncer en un cuento
Lima tiene 10 millones de habitantes, la mayoría mujeres
Dos sentenciados en el caso Odebrecht han muerto con…
Diferencias sobre el Plan Anual de Contratación 2022…
Ecuador adopta el entintado de billetes ante robos

En alusión a una carta

Con sobrado mérito por ser militar, historiador y agregado militar el coronel Alberto Molina Flores ha comprendido el significado de una gestión eficiente y eficaz en las Relaciones Internacionales de nuestro país con la comunidad internacional.

Debo felicitar la carta a EL COMERCIO, del 3 de enero, donde con indignación, pero con sobrada y valiente razón, critica la política absurda orquestada por Correa y sus ministros de Relaciones Exteriores que, en lugar de levantar esa bandera gloriosa de una Cancillería boyante dejada por nuestros predecesores, que en un momento llevó a que, países como Brasil y Chile pidieran asesoramiento a nuestra Cancillería, se vea convertida ahora en chirriar de cadenas de países que carecen de libertad, mientras otra hora era una Escuela Egregia de talentos diplomáticos, que hacían brillar por sus hechos, organización y enfoque la Cancillería, sobran nombres que se deben recuperar. Dos a nivel internacional alcanzaron gloria Diego Cordovéz y José Ayala Lasso.

Suplementos digitales