Nació en Dresde y estudió secundaria en Berlín, en un instituto de élite para matemáticos y científicos. Consiguió la nota máxima en su prueba de acceso a la universidad. En 2007 comenzó a estudiar matemáticas en la Universidad de Bonn y en 2012 se convir

Peter Scholz nació en Dresde y estudió la secundaria en Berlín, en un instituto de élite para matemáticos y científicos. En 2007 comenzó a estudiar matemáticas en la Universidad de Bonn y en 2012 se convirtió en el catedrático más joven de Alemania, con 24 años. Foto: Cortesía de la Universidad de Bonn, distribuida por AFP

Miércoles 01 de agosto 2018

#viral

Este alemán ya había rechazado un premio de USD 100 000 y ahora ganó el ‘Nobel’ de matemáticas

Redacción Afull y
Agencia DPA (I)

Peter Scholze se demoró solo un año y medio en terminar su licenciatura en matemáticas. A los 24 años, se convirtió en el profesor universitario más joven de Alemania y a los 27 rechazó una bonificación económica de USD 100 000 que le había otorgado el premio New Horizons, asegura el diario El País.

Este miércoles 1 de agosto de 2018, Scholze ganó la medalla Fields, conocida popularmente como el ‘Nobel’ de matemáticas, pues el premio que otorga la realeza sueca no contiene esta categoría. Con 30 años, el alemán es uno de los cuatro ganadores del premio, junto al kurdo-iraní Caucher Birkar, el australiano Akshay Venkatesh y el italiano Alessi Fegalli.

Scholze fue nombrado recientemente Director del Instituto de Matemáticas Max Planck, referente a escala global del estudio en ciencias de diversa índole. Con motivo del premio, la agencia DPA le hizo al matemático una entrevista. 

Usted ya ha recibido muchos premios, ¿qué supone la Medalla Fields? ¿Es como dicen el Nobel de las Matemáticas?

Yo no lo describiría como un Premio Nobel porque está organizado de otra forma. La Medalla Fields es sólo para personas jóvenes y debe considerarse como un estímulo. Pero es el premio más conocido para los matemáticos y un extraordinario honor para mí.

¿Sigue teniendo objetivos? ¿O está tan colmado de elogios que no sabe como continuar?

Intento que me no afecte demasiado. Hay problemas en las matemáticas que me interesan y en los que quiero trabajar. Los premios no tienen nada que ver con eso.

¿Pero los galardones no le pueden apartar un poco del verdadero trabajo, por ejemplo cuando tiene que ir a recoger un premio o a asumir un cargo?

Bueno, en ocasiones puede sacar de quicio (risas).

Suelen describirle como un soperdotado, un genio y un talento excepcional. ¿Qué le parecen esos superlativos?

No los necesito.

¿Pero no se considera un fuera de serie, alguien que sobresale?

 No siento que tenga un talento especial.

Usted investiga en la geometría aritmética y logra relacionar distintas áreas de las matemáticas, ¿cómo destribiría su trabajo?

Me interesan los números enteros - el 1, 2, 3, 4, 5, etc.- y sus propiedades, es decir, qué ecuaciones se pueden resolver con ellos. Y ese planteamiento básico necesita métodos abstractos que proceden de distintas y sorprendentes áreas de las matemáticas: de la geometría, del análisis. En realidad hay conexiones transversales de todas las áreas de las matemáticas.

¿Son los premios una forma de medir la excelencia de un país en una disciplina concreta? Francia, por ejemplo, tiene muchos más ganadores de la Medalla Fields que Alemania, que solo cuenta con dos.

Los premios son sólo un reflejo muy indirecto de lo que realmente hay. Pero en general reflejan la realidad. Francia tiene una gran tradición en matemáticas puras. También tienen un sistema educativo diferente, se consigue antes un puesto permanente. También hay más puestos de investigación pura, en los que hay personas que consagran toda su vida a la investigación.

¿Le gustaría que ese fuera también su caso?

Yo estoy muy feliz con mi puesto, también quiero enseñar.

¿Le gustaría trabajar en Estados Unidos?

 Nunca me ha atraído mucho ir a Estados Unidos, me siento culturalmente arraigado en Alemania.

Peter Scholze:

Nació en Dresde y estudió secundaria en Berlín, en un instituto de élite para matemáticos y científicos. Consiguió la nota máxima en su prueba de acceso a la universidad. En 2007 comenzó a estudiar matemáticas en la Universidad de Bonn y en 2012 se convirtió en el catedrático más joven de Alemania, con 24 años. Desde principios de julio también es el director del Instituto Max Planck de Matemáticas. Investiga en el área de geometría aritmética y ha resuelto problemas planteados desde hace décadas.