Una caravana por Quito está prevista para la noche d…
Policía libera a un empleado retenido por los presos…
COE de Huaquillas solicita que se revise el estado d…
La Asamblea rechaza las críticas por vehículos; dice…
La alta demanda de los jóvenes agota las vacunas en …
Adolescente denunció a su padre porque lo puso a hac…
Continúan réplicas en norte de Perú, que ya suma más…
Policías se movilizan en la cárcel de Guayaquil ante…

Dos funcionarios de la Fiscalía de Pichincha fueron detenidos; son indagados por presunta concusión

Imagen referencial. Dos funcionarios de la Fiscalía de Pichincha que son investigados por presunta concusión fueron detenidos este 19 de febrero del 2021, informó la Fiscalía. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

Imagen referencial. Dos funcionarios de la Fiscalía de Pichincha que son investigados por presunta concusión fueron detenidos este 19 de febrero del 2021, informó la Fiscalía. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

Imagen referencial. Dos funcionarios de la Fiscalía de Pichincha que son investigados por presunta concusión fueron detenidos este 19 de febrero del 2021, informó la Fiscalía. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

La madrugada de este 19 de febrero del 2021, dos funcionarios de la Fiscalía de Pichincha fueron detenidos. Agentes los aprehendieron tras allanar dos inmuebles en Quito.

Este operativo se dio luego de que la Fiscalía General recibiera una denuncia en contra de los dos funcionarios por el presunto delito de concusión. La queja fue recibida a través de la Dirección de Transparencia de la entidad.

En la intervención, la Policía se incautó de teléfonos celulares, dispositivos electrónicos, computadoras, documentos, un expediente fiscal y USD 1 000 en efectivo.

Según los agentes investigadores, los detenidos no pudieron justificar la procedencia de ese dinero.

Estas evidencias servirán para iniciar una investigación. La Fiscalía informó que “en las próximas horas se realizará la audiencia de formulación de cargos”.

El Código Integral Penal (art. 281) establece que la concusión es sancionada de tres a cinco años de cárcel. Este delito se configura cuando “servidores públicos abusen de su cargo o funciones y ordenen o exijan la entrega de derechos, cuotas, contribuciones, rentas, intereses, sueldos o gratificaciones no debidas”.