Pico y placa en Quito: Restricción vial de este 3 de…
25 unidades eléctricas llegarán en mayo para el Sist…
6 163 víctimas de violencia de género buscaron ayuda…
‘Son 10 años, 23 meses y 23 días sin saber de mi hij…
Cantante popular Elías Chinga muere al chocar su fur…
Plaza y calle se iluminan de celeste y blanco por fi…
ATM anuncia operativos en Guayaquil por nuevo distin…
Siniestros de tránsito se incrementaron en un 9% el …

El 62% de los ataques con explosivos del país se cometen en Guayas

Unas 30 libras de explosivos fueron utilizadas en el atentado al barrio del Cristo del Consuelo, en el sur de Guayaquil. Los informes policiales señalan que los detonantes fueron encapsulados con decenas de clavos, vidrios, fragmentos de metal y otro tipo de esquirlas. 

Estos objetos son utilizados para convertirse en verdaderas armas letales en el momento de la explosión, pues salen disparados a alta velocidad en todas las direcciones. De hecho, los cadáveres de las cinco víctimas tenían impregnados estos proyectiles en gran parte de la piel y órganos.  

Por esa razón, la Policía asegura que el objetivo de los perpetradores era asesinar a más de una persona. El estallido fue tan fuerte que generó un cráter de 1,6 metros. Este tipo de prácticas son usuales en grupos irregulares, guerrillas y bandas narcodelictivas.  

El Gobierno ha considerado este hecho como un atentado de características terroristas. Pero no ha sido el único ataque en el país que se ha perpetrado con explosivos.

Una amenaza en aumento

Datos entregados por la Presidencia señalan que “durante el año 2022 en el Ecuador se ha venido produciendo atentados con artefactos explosivos en un total de 145 eventos”. Lo que en verdad llama la atención y alerta a las autoridades es que el 62% de esos actos se produjeron en Guayas. (ver infografía).

Las estadísticas incluso indican que solo en Guayaquil hubo 72 atentados con explosivos en este año. Todos se concentran en barrios populares de nueve distritos de la urbe. En la lista de estas zonas están Esteros, Florida, Modelo, Portete, Durán, 9 de Octubre, Pascuales, Nueva Prosperina y Sur. Los últimos tres son los más violentos.  

Precisamente, el martes 16 de agosto de 2022 en el distrito sur la Policía tuvo una nueva amenaza de bomba. Esta vez fue en los Guasmos. Los oficiales fueron alertados de un juguete hula hula que contenía explosivos.  

Los primeros reportes apuntan a que el aparato tenía en su interior un material inflamable que está por confirmarse. Lo mismo ocurre con el atentado del domingo 14 de agosto de 2022. Los peritos encargados de la investigación aún analizan los componentes que se utilizaron para el ataque.

Violencia y experimentación

Lo que si se conoce es que las bandas narcodelictivas que operan en la ciudad están experimentando con químicos para realizar estos actos de extrema violencia. De allí que de los 72 ataques que se han perpetrado este año en la ciudad, 28 fueron con explosivos que aún no se han logrado identificar.

En cambio, en los casos que sí se llegó a comprobar las sustancias, se determinó que las mafias utilizan detonantes como dinamita, emulnor, granadas, emulgel y pentolita.  

Esos materiales incluso se han colocado en cinco vehículos que han sido detonados en la ciudad en el transcurso del 2022. La Policía y Fuerzas Armadas han investigado el tráfico de estos insumos para formar las bombas y señalan que el material proviene de las fronteras.

Los insumos para Guayaquil llegan desde El Oro. En esa provincia, las mafias tienen nexos con otras organizaciones que se dedican a la minería ilegal, la cual se provee de los explosivos en Perú.  

La Policía analiza si bandas del país vecino y de Chile han adiestrado a los sospechosos para formar estas bombas artesanales que hoy se han convertido en una amenaza de Estado

Mientras terminan con esos análisis, los agentes en Guayaquil se han dedicado a rastrear bodegas clandestinas de madera y bloque. Estas son usadas como caletas para estos insumos. 

Una de estas estructuras fue desmantelada hace dos días en Nueva Prosperina. Allí dos hombres fueron detenidos con cilindros, cordón detonante y otras sustancias. La Policía señaló que esos materiales son similares a los que se utilizaron en Cristo del Consuelo.  

Por todos estos hechos, agentes y militares han intensificado los operativos de control de armas y explosivos en las calles. Con el Estado de Excepción dicen que tienen la facultad de ingresar a las casas sospechosas sin una orden judicial. En las carreteras también se han puesto puntos de control para cortar las rutas de abastecimiento de las organizaciones criminales.

El uso de explosivos requiere la participación de personas con conocimientos en química y electrónica. Así funcionan estos artefactos hallados en #Guayaquil » https://bit.ly/3dzWxb4

Posted by El Comercio on Tuesday, August 16, 2022