Salud del personal sanitario preocupa
El mercado laboral también ‘rebotó’ el 2021 tras la recesión
Plata es el hombre clave de Alfaro para el juego con…
14 aerogeneradores del parque eólico Huascachaca lle…
Ecuador solicita a Perú y Colombia cooperación contr…
Biden insultó a un periodista
No se cobrará peaje en la vía Alóag – Unión del Toachi
Otras cinco muertes violentas se registraron en Lago Agrio

Testimonio de inseguridad: ‘En apenas 10 minutos, delincuentes se robaron la mitad del motor de mi camioneta’

A un conductor le robaron su vehículo durante la emergencia por el covid-19

A un conductor le robaron su vehículo durante la emergencia por el covid-19

A un conductor le robaron su vehículo durante la emergencia por el covid-19. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

A Mauricio De la Torre le robaron las piezas de su vehículo a las 10:35 del lunes 4 de mayo del 2020 en las calles Delfín Triviño y Delfín Díaz de la ciudadela El Recreo, en el sur de Quito. Ese día, él salió a realizar trámites personales de su trabajo y dejó a su carro parqueado 10 minutos en la acera.

Al volver, delincuentes se sustrajeron el tablero, el cerebro y varias piezas del motor. A continuación su testimonio:

“Por motivos de trabajo, yo me movilizo todos los días con un salvoconducto. Tenía que realizar un trámite urgente en la empresa en donde trabajo y parqueé mi camioneta Chevrolet Dmax en la acera. Me demoré apenas 10 minutos cuando al bajar me encontré con una pesadilla.

El capó del motor estaba abierto y las chapas de las puertas delanteras rotas. Al ingresar, lo primero con que me encontré fue que los ladrones se llevaron todo el tablero de mi carro y la radio. Solo había unos cables colgados sobre el volante, la palanca de cambios y la alfombra. Me quedé atónito al ver semejante escenario de destrucción.

Abrí la tapa del motor y la situación empeoró. Se sacaron las piezas de distribución, el sistema de admisión de combustible y la computadora de la camioneta. Cuando lo llevé a la mecánica, los maestros me dijeron que los delincuentes se robaron la mitad del motor. Las pérdidas económicas ascienden a USD 10 000.

Me comuniqué con el ECU-911 y la Policía llegó 20 minutos después. Al arribar, los agentes me dijeron que no pueden continuar con las investigaciones porque yo, en mi desesperación, ingresé a la camioneta a revisar los daños. Ahí tenía varios documentos importantes y, gracias a Dios, los ladrones no se los llevaron.

Presenté la denuncia con los uniformados y ellos me dijeron que el parte iba a ser llevado a la Comandancia policial del barrio La Mena, también en el sur. Al otro día, acudí a ese lugar a ver una copia certificada del documento y me dijeron que no me podían entregarlo porque el personal administrativo no trabajaba en esos momentos. De todas formas me indicaron que el parte ya fue remitido a la Fiscalía; ojalá sea verdad lo que me dijeron.

Yo necesito de urgencia esos documentos para los trámites del seguro del vehículo y que me cubran los daños. Es lamentable lo que me pasó ya que atravieso por una situación económica muy difícil.

Primero me operaron a mí en el hospital y luego mi hija tuvo un quebranto de su salud y la internaron de urgencia en un centro asistencial. Destruyeron mi herramienta de trabajo con la que mantengo a mi familia y me duele mucho lo que me ocurre.

Para laborar tuve que alquilar un carro y seguir con mis actividades, no puedo parar. Laboro a pérdida.

Lo único que me queda por decirle a la gente es que tenga cuidado al parquear sus vehículos en el sector de El Recreo, hay delincuentes que se se roban las piezas de los autos y son muy rápidos en hacerlo”.

Suplementos digitales