Armada detuvo lancha artesanal ‘sospechosaR…
El precio de la energía en España sube un 4% y los c…
Con agua contaminada se riegan 7 500 hectáreas de cultivos
Los negocios y el temor conviven con dos cárceles en Quito
En Ecuador también hay voces que imploran por la eutanasia
Pérdidas millonarias en importaciones ficticias
Guillermo Lasso se apoya en siete consejeros
Guayaquil le brindó un fugaz adiós a Álex Quiñónez, …

Nebot dice que no apoyarán la creación de impuestos planteada en Ley Creando Oportunidades

El líder del PSC, Jaime Nebot, reaccionó a la propuesta de impuestos prevista en el proyecto de Ley Creando Oportunidades que anunció el presidente, Guillermo Lasso. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Jaime Nebot fue tajante sobre el proyecto de Ley Creando Oportunidades del Gobierno nacional. El líder del Partido Social Cristiano (PSC) rechazó la creación de impuestos o contribuciones a un segmento de la población. 

Durante una entrevista en Ecuavisa, la mañana de este viernes 24 de septiembre del 2021, el exalcalde de Guayaquil afirmó que no apoyarán, entre otras cosas, el ajuste en las deducciones del impuesto a la renta que prevén una mayor contribución en el 3,5% de la población económicamente activa. Es decir, a partir de quienes ganan por encima de USD 24 000 anuales. 

“Definitivamente que no (apoyaremos), somos coherentes y así lo firmamos en la alianza rota por ellos, no por nosotros”, dijo consultado respecto a la posición del partido a ese anuncio presidencial. 

Añadió: “Cuando el Gobierno presente cosas coherentes dentro de lo que nosotros pensamos ahí estará nuestro voto, pese a diferencias a cambio de nada, pero para aquello que pensamos que hace daño al pueblo nunca”. 

Nebot afirmó que el discurso de que únicamente los más pudientes pagarán impuestos es falso, pues todos los ciudadanos compran bienes y servicios. “Solo con el rumor de estas cosas qué está pasando en los mercados y supermercados, con la comida”. 

Aseguró que cuando se extrae dinero del bolsillo de la gente la persona tiene menos liquidez para comprar. Ello, dijo, se traduce en menos recaudaciones. 

“¿Más impuestos? ¿Para qué?”, se preguntó. Agregó que, en el plan Nacional de Desarrollo, entre otras cosas, se estipula que es para pagar la deuda externa y quedar bien a los acreedores externos. “Estado que traga, pueblo que paga, ¿dónde está el esfuerzo de crecimiento?”. 

Cree que la empresa privada no hará inversiones ante ese nuevo panorama porque en vez de recibir estímulos “recibe castigos”. 

Lasso había anunciado que el ajuste en las deducciones del impuesto a la renta será progresivo y gradual. También explicó otra medida que constituye en una contribución especial temporal durante dos años a personas con patrimonios mayores a los USD 500 000. Ello impactará a 20 000 ciudadanos con altos ingresos

Nebot insistió en que hay diferencias con la administración de Lasso, pero que el mandatario conocía que se heredaría una catástrofe. Especificó que cuando se analizaron las medidas a tomar, en ese momento se apostó hacia el crecimiento y no se apostó al fiscalismo”. 

“Cuando firmamos el acuerdo con el Presidente de la República en campaña dice claramente que nosotros jamás respaldamos eso”. 

Sobre las reformas laborales acotó que son necesarias y hay que abrir las fronteras del empleo. Por ello, se mostró a favor del trabajo por horas, con un salario proporcional a la jornada laborada y con afiliación a la Seguridad Social. 

“Debe respetarse la estabilidad del servidor de carrera, del servidor de Código de Trabajo que tiene derecho a que no pueden ser regresivos, pero debe terminarse con el pipón”. 

Sobre una consulta popular, reafirmó que el Gobierno tiene derecho a usar las tres alternativas que la Ley permite. 

“En la muerte cruzada puede ser que regresen los mismos asambleístas o puede ser que regresen otros; y puede ser que regrese el mismo Presidente -que tiene que renunciar- o puede ser que no lo elijan más; la Constituyente es otra forma jurídica de hacer este tipo de cosas, ¿qué crea esto? Un Gobierno paralelo”. 

Finalmente fue consultado sobre si estaría dispuesto a conversar con el Jefe de Estado. Respondió: “Yo puedo conversar con cualquiera. La diferencia es que si yo creo o no creo ya en lo que a mí se me diga”. 

Suplementos digitales