Corte Constitucional da paso a consulta popular anti…
Robos a locales y asaltos a personas registran cámar…
Remoción de Sofía Almeida, vía rápida para agilizar …
Municipios buscan USD 300 millones en el exterior co…
Ministro de Defensa pidió a la Asamblea definiciones…
Hombre fue hallado sin vida en av. Simón Bolívar, en Quito
La audiencia de formulación de cargos contra Fernand…
Guayaquil y Durán registraron lluvias catalogadas de…

Producción petrolera cae 49% en cuatro días

El miércoles 8 de diciembre del 2021 se registró una producción de 492 716 barriles de crudo. Foto: archivo / EL COMERCIO

La producción diaria de petróleo cayó a 242 406 barriles de crudo el domingo 12 de diciembre del 2021, esto significa una reducción del 49,8% de lo registrado hasta la semana pasada, según un reporte del Petroecuador de este lunes 13 de diciembre.

El pasado miércoles 8 de diciembre se registró una producción de 492 716 barriles de crudo. El promedio diario hasta julio fue de 491 000 barriles.

La caída de la producción petrolera se da como efecto de la erosión regresiva del río Coca, en el sector de Piedra Fina 2, provincia de Napo, que pone en riesgo la infraestructura petrolera.

El pasado 10 de diciembre se suspendió el transporte de petróleo por el Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) y el Oleoducto de Crudos Pesados (OCP), así como de los derivados en el poliducto Shushufindi Quito.

La suspensión de bombeo incluye el apagado progresivo de pozos. Esto implica el cierre de campos, de acuerdo con la disponibilidad de almacenamiento en cada uno de ellos y en los tanques de almacenamiento del SOTE y el OCP, señaló Petroecuador.

Actualmente se construyen variantes de la tubería emergentes que permitan retomar el bombeo de crudo. Hasta ahora se han construido, al menos, siete variantes para alejar a los oleoductos de la zona de erosión.

Miguel Robalino, experto petrolero, señaló “hace seis meses se debía ya tomar la decisión de construir la variante definitiva al costo que sea. Deben entender que la producción va de la mano del transporte de petróleo”, señaló.

Ayer, 12 de diciembre, se declaró la Fuerza Mayor para las empresas petroleras que mantienen contratos bajo la modalidad de prestación de servicios en el país.

Con esta declaratoria se implementan planes de acción y contingencia, para minimizar el impacto de la situación, en toda la cadena de hidrocarburos: exploración, producción, refinación e industrialización, transporte y almacenamiento y comercialización interna y externa de hidrocarburos y sus derivados, señaló Petroecuador.

Además, se realizarán las coordinaciones técnicas y logísticas para mantener el abastecimiento de combustibles en el país. Petroecuador cuenta con el stock suficiente de gasolinas, diésel, jet fuel, fuel oil para generación eléctrica y GLP de uso doméstico en todas sus terminales, agregó la petrolera estatal. 

La erosión regresiva del río Coca se registra tras el colapso de la cascada San Rafael, en febrero del 2020. En abril de ese año se registró una ruptura de los oleoductos y se paralizó el bombeo de crudo por varias semanas.

Suplementos digitales