Mujer, que paseaba en un bosque de Quito, fue asesinada
Nuevo punto de diagnóstico de covid-19 en San Marcos
Austria activa lotería con vales de más de USD 500 p…
252 hombres acumulan más riqueza que todas las niñas…
Avión con destino a Londres retorna a Miami por pasa…
Obispo español pide perdón por declaraciones sobre h…
Lavrov y Blinken se reúnen para rebajar tensión en t…
Siete parques de Quito ya cuentan con iluminación LED

Acciones urgentes ante erosión en río Coca define el Gobierno

La erosión del río Coca se registra desde febrero el 2020. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Diversos organismos gubernamentales han reforzado el plan de acción ante los efectos de la erosión regresiva en el río Coca y ante la situación registrada en los últimos días en el sector de Piedra Fina, localizado en la provincia de Napo.

Entre las entidades que están trabajando en el tema están el Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables (Mernnr), la Empresa Pública Petroecuador, la Agencia de Regulación y Control de Energía y Recursos Naturales No Renovables (Arcernnr) junto al Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y el Ministerio de Ambiente, Agua y Transición Ecológica (Maate).

Estas entidades públicas están ejecutando acciones para precautelar la seguridad física de los trabajadores y pobladores, salvaguardar la infraestructura estratégica del sector petrolero, eléctrico y vial, ubicada en la zona, además de proteger al ambiente.

El pasado 10 de diciembre, como medida de prevención, EP Petroecuador suspendió las operaciones de bombeo de crudo y derivados de combustibles, a través del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) y el Poliducto Shushufindi – Quito.

La entidad garantizó el normal abastecimiento de combustibles, gas licuado de petróleo (GLP) a escala nacional y de fuel oil para la generación eléctrica. Por su parte, la Arcernnr realiza el seguimiento diario de la construcción de las variantes del Oleoducto de Crudos Pesados, Oleoducto Transecuatoriano y Poliducto Shushufindi – Quito.

Además, vigila el cumplimiento de la construcción de los bypass para desviar los ductos de Petroecuador y del Oleoducto de Crudos Pesados (OCP), donde ha constatado que todas las edificaciones realizadas no causen afectaciones ambientales.

En esta línea, personal técnico del Maate supervisa la implementación de los planes de prevención, contingencia y mitigación establecidos por las instituciones vinculadas, para tomar acciones de respuesta ante una posible emergencia ambiental.

En cuanto a la infraestructura vial, el MTOP cerró de forma indefinida la vía Baeza – Lago Agrio, comprendida entre las abscisas 60+000 a la 70+000, ubicada en el sector de El Reventador, hasta que se efectúen las evaluaciones y se determine el tipo de intervención a ejecutarse para recuperar la conectividad.

Con el fin de garantizar el tránsito y la seguridad de los usuarios, el MTOP prioriza la intervención en el tramo afectado para restablecer la circulación en este corredor vial.

Suplementos digitales