Tiroteo en Texas: la heroína de 10 años que murió llamando al 911

Policías e investigadores trabajan en la escena de un tiroteo masivo en la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas. Foto: EFE.

Durante el martes 24 de mayo ocurrióuna de las peores masacres en Estados Unidos desde el tiroteo de Sandy Hook en el 2012.

Hasta el momento hay un registro de 21 víctimas, entre ellas 19 niños y niñas y dos profesoras, quienes murieron en el tiroteo que ocurrió en la ‘Robb Elementary School’, en Uvalde, Texas. El atacante también murió. 

Una de las víctimas fue Amerie Jo Garza, de 10 años, quien al parecer intentó llamar al 911 -línea de emergencia de Estados Unidos– para informar lo que estaba sucediendo.

Su abuela, Berlinda Irene Arreola, le comentó al medio ‘The Daily Beast’ que a su nieta le habían disparado por intentar comunicarse con la policía: “En lugar de agarrarlo y romperlo o quitárselo (el celular), le disparó. Estaba sentada justo al lado de su mejor amiga”.

Además, comentó que el mismo día en horas de la mañana la niña estaba celebrando haber quedado en el Cuadro de Honor de su salón: “Ella era súper extrovertida, tenía un corazón generoso, siempre estaba allí para darle una mano a cualquiera”.

Ángel Garza, padre de la víctima, utilizó sus redes sociales para buscarla cuando aún no se sabía que Amerie había fallecido durante el ataque.

“No suelo pedir mucho y casi no subo nada aquí pero, por favor, han pasado siete horas y todavía sigo sin saber nada de mi querida. Por favor, Facebook, ayúdame a encontrar a mi hija”, se leía en el post.

Dos horas después el hombro utilizó la misma red social para anunciar la muerte de su hija de 10 años.

Asesinatos en masa en Estados Unidos

Según el diario ‘News Nation’, durante el 2022 se han registrado más de 200 tiroteos en Estados Unidos.

De hecho, este suceso llega días después de que se reportara un asesinato en masa en una iglesia y un supermercado.

Al parecer, el presunto atacante sería un joven de 18 años llamado Salvador Ramos, quien murió en la escena al ser abatido por agentes de la policía.

Ramos, estudiante del Instituto de Secundaria de Uvalde, también le habría disparado a su abuela antes de dirigirse a la escuela, pero la policía no dio mayor información al respecto.

Suplementos digitales