Las fuerzas israelíes desmantelan un campamento de activistas palestinos

Un manifestante palestino lanza piedras a unos soldados israelíes durante los enfrentamientos registrados en la localidad cisjordana de Kusra, cerca de Nablus. 6 de febrero de 2014. Cinco palestinos resultaron heridos. EFE

Un manifestante palestino lanza piedras a unos soldados israelíes durante los enfrentamientos registrados en la localidad cisjordana de Kusra, cerca de Nablus. 6 de febrero de 2014. Cinco palestinos resultaron heridos. EFE

Las fuerzas israelíes desmantelaron a primeras horas de este viernes, 7 de febrero, un campamento de manifestantes palestinos instalado hace una semana en Ain Hijle, en el valle del Jordán, en la Cisjordania ocupada, informaron fuentes coincidentes.

Militares, guardias fronterizos y policías israelíes "evacuaron por la noche una manifestación (...) en el centro del valle del Jordán", según un comunicado militar israelí.

"Antes de la evacuación, el ejército y los guardias fronterizos pidieron a los provocadores que se fueran por voluntad propia, pero no obedecieron", afirmó el ejército israelí.

El ejército justifica el desalojo "por los lanzamientos de piedras esta semana contra la principal carretera del valle del Jordán y otras consideraciones jurídicas".

Una activista que participa en este campamento, Diana al Zeer, declaró a la AFP que "el ejército entró en la aldea sin previo aviso lanzando granadas aturdidoras".

El 31 de enero, alrededor de 300 palestinos y activistas israelíes y extranjeros se instalaron en una decena de casas palestinas abandonadas de este pueblo cercano a Jericó, en el este de Cisjordania.

Lo hicieron para protestar contra la negativa del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, a retirar el ejército del valle del Jordán y a desmantelar las colonias israelíes.

Suplementos digitales