El ‘sexting’ entre adolescentes: ¿por qué se envían …
Al menos cinco muertos y 44 heridos en varios terrem…
El papa Francisco se reunió con Elon Musk
Los misteriosos ‘Peaky Blinders’ que atr…
Fallece en Guayaquil Francisco Huerta Montalvo
Imágenes: Quito repara los daños que quedaron por el paro
Cuenta regresiva
El Gobierno tiene la oportunidad para reconciliar po…

Falso cirujano se declara culpable de ‘estafas románticas’ en EEUU

Estafó a más de 30 mujeres. Foto: Pixabay

Un estadounidense se declaró culpable de hacerse pasar por cirujano y cometer cuantiosas «estafas románticas» a más de 30 mujeres a las que conoció a través de sitios web de citas, informó este jueves 19 de mayo la Fiscalía del Distrito Norte de Florida.

Brian Brainard, de 46 años y que usaba una docena de alias como ‘Doctor Anthony Watkins’ o ‘Doctor Brian Chris’, se hacía pasar por médico en foros de citas en línea para conocer mujeres y obtener dinero y propiedades de ellas.

Brainard admitió haber causado, o tener la intención de causar, una pérdida total de más de USD 1,3 millones a más de 30 mujeres.

Cuando fue acusado en noviembre de 2021, las autoridades indicaron que este floridano obtuvo de manera fraudulenta más de USD 750 000 en fondos y propiedades como resultado de sus fraudes.

El detenido se declaró este jueves 19 de mayo culpable de 25 cargos, entre ellos fraude electrónico, robo de identidad agravado y lavado de dinero, explicó el Departamento de Justicia de EE.UU. en un comunicado.

Entre octubre de 2016 y marzo de 2021, Brainard hizo una serie de promesas a las víctimas para convencerlas de que le enviasen dinero y comprarle joyas y relojes.

Se trata de un tipo de fraudes que ha obtenido notoriedad después de que se estrenase en febrero pasado en Netflix ‘The Tinder Swindler’ (‘El estafador de Tinder’), un documental sobre los delitos del estafador israelí Simon Leviev, que se hacía pasar por un rico magnate para cortejar a mujeres en internet y luego las estafaba millones de dólares.

El falso doctor floridano enfrenta hasta 20 años de prisión por los cargos de fraude electrónico y fraude postal, hasta 10 años por los de lavado de dinero y una sentencia mínima obligatoria de 2 años de prisión por la acusación de robo de identidad agravado.

«Continuaremos investigando a aquellos que se dirigen a personas inocentes y abusan de su confianza para obtener ganancias financieras«, dijo Juan A. Vargas, inspector interino a Cargo del Servicio de Inspección Postal de los EE.UU. en su división de Miami.

El Departamento de Justicia pidió a otras posibles víctimas de Brainard que se pongan en contacto con ellos para informar de lo sucedido.