Una década de avances para mujeres en Arabia y Golfo Pérsico

Mujeres del Emirato Árabe Unido depositan su voto en las elecciones el 24 de septiembre pasado.

Mujeres del Emirato Árabe Unido depositan su voto en las elecciones el 24 de septiembre pasado.

A partir del de Yemen, los regímenes de la región fueron garantizando el acceso de las mujeres a la política y, con el anuncio saudí de hoy, desde 2015 podrán votar en todos los países.

Empero, la vida pública de esos países sigue estando en manos de los hombres: según el último informe de Freedom House, en los emiratos del Golfo Pérsico la libertad de las mujeres en la vida política tiene un puntaje de 2 en una escala de 1 a 5.

En 1973, fue Yemen del Sur, de orientación marxista, el primer estado de la península arábiga que concedió plenos derechos políticos a las electoras, seguido diez años después por Yemen del Norte. Hoy, el Yemen unificado garantiza formalmente los plenos derechos a ambos sexos, aunque sólo 0,5 por ciento de los cargos de los niveles nacional y local son ocupados por mujeres.

En el pequeño reino de Bahrein, el sufragio universal fue concedido en 2002, y en 2006 Latifa al-Gaoud se convirtió en la primera y hasta ahora la única legisladora en la historia del país.

En el vecino Qatar, el acceso de las mujeres a la política fue una conquista de 1999, y el peso electoral femenino fue creciendo desde entonces: en 2007, las mujeres qataríes representaron el 46,6 por ciento de los votantes. Sin embargo, la presencia de mujeres en los cargos públicos más altos es escasa, y los partidos políticos siguen prohibidos.

En Kuwait, antes de la Primera Guerra del Golfo, la vida pública era un tabú para las mujeres; luego, las reivindicaciones se hicieron más insistentes y en 2005 les fueron concedidos plenos derechos políticos. Desde 2009, son cuatro las mujeres en el Parlamento kuwaití, aunque los cargos judiciales, en cambio, siguen vedados a las féminas.

En Omán, el sufragio universal fue concedido en 2003 (en 1999 una mujer había sido nombrada embajadora por primera vez) , aunque la población femenina sólo ocupa el 5,5 por ciento de los cargos públicos, a pesar de los discretos progresos que se registraron en los últimos años.
Más lejana es la liberación femenina en los Emiratos Arabes Unidos, que concedió los derechos políticos a las mujeres en 2006, el último país, con excepción de Arabia Saudita.

En los Emiratos, el único organismo cuya composición está sujeta al voto popular es el Consejo Nacional Federal, una especie de parlamento sólo consultivo, sin poderes legislativos.

Sin embargo, hoy se anunció que fue electa la primera mujer por voto popular para ese Consejo, Shaika Elisa Ghanem, de 40 años.

Suplementos digitales