Ministra dice que mantiene diálogos para acceder el …
Dos vehículos se accidentaron cerca del aeropuerto d…
Veeduría del Metro cuestiona designación del secreta…
Asaltantes hacen estallar dos cajeros automáticos en…
Informe interno de los CDC dice que la variante Delt…
Así debe circular en Quito el fin de semana con los …
Último rebrote de covid en China es el más amplio de…
España busca llegar a la inmunidad de grupo con 3,4 …

Tres de los cinco puntos de vacunación contra el covid-19 de Ibarra, en Imbabura, son los más concurridos

A la Unidad Educativa Teodoro Gómez, de Ibarra, siguieron llegando adultos mayores de las zonas rurales para recibir la vacunación contra el covid-19. Foto: José Luis Rosales/ EL COMERCIO

En cinco puestos fijos de vacunación del cantón Ibarra, en la provincia de Imbabura, se desarrolla la segunda fase de inoculación contra el covid-19 del plan 9/100.

En los recintos de las unidades educativas Teodoro Gómez de la Torres, 17 de Julio y Mariano Suárez Veintimilla se han registrado más afluencia de personas. Así explica Lilian Vilca, líder de establecimientos de Salud de Ibarra, Pimampiro y Urcuquí. En estos dos últimos cantones hay un punto fijo de vacunación en cada uno.

Unas 100 personas hacían fila la mañana de este, 15 de junio de 2021, en las inmediaciones de la Unidad Teodoro Gómez de la Torres. Un funcionario del Ministerio de Salud verificaba en la puerta de ingreso que las personas que asisten correspondan al cronograma de vacunación. Esto es población de 50 a 64 años y personas de 16 a 49 años, con enfermedad crónicas o discapacidad.

También atienden a personas que no accedieron a la vacuna durante la primera fase. Vilca explica que hay adultos mayores, especialmente de zonas rurales, que no tienen interés por la vacunación. “Hemos pedido a dirigentes de parroquias y comunidades que nos ayuden a sensibilizar a este grupo poblacional para que se vacune”.

A Blanca Ponce, vecina de la parroquia de Angochagua, ubicada en suroriente de Ibarra, le informaron que, a su madre, Victoria Amelia Pupiales, de 66 años, le podía llevar al puesto de vacunación de la Unidad Teodoro Gómez de la Torre. Ahí recibió la primera dosis este martes.

Algo similar ocurrió con José Manuel Cabrera, del sector de Jurapango Alto, de Angochagua, que igualmente le pusieron la primera vacuna. Tiene 84 años. Cuenta que su esposa Rosa Llanes, de 71 años, fue inoculada el sábado último y que no tuvo ninguna reacción.

Mientras que, unos 700 funcionarios de sectores estratégicos recibieron el sábado último la primera dosis. Reinaldo Díaz, gerente de la Empresa Pública Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Ibarra, indicó que personas del área administrativa, técnica y operativa están entre los primeros inoculados de esta empresa.