Mariachis y repartidores, entre los pocos que recorren las calles de Guayaquil durante este Día de la Madre

El grupo Águilas de México se movilizó en una furgoneta para llegar a cantar sus canciones. Foto: Enrique Pesantes / El Comercio

El motor de las motos y el pitido constante de los semáforos es lo único que se escucha al transitar por las calles del centro de Guayaquil. Este domingo 9 de mayo de 2021, la desolación ha vuelto a predominar en el tercer fin de semana de confinamiento total por la pandemia de covid-19.  

La medida coincidió con la celebración por el Día de la Madre. Así en que las principales vías solo es posible ver a los motociclistas que laboran para las empresas de ‘delivery’ y los autos en los que se trasladan grupos de artistas, autorizados por el COE Nacional para dar serenatas en los exteriores de los domicilios.  

El grupo Águilas de México se movilizó en una furgoneta. A las 11:00 arrancó el recorrido de sus presentaciones en Villa Club, en la vía a Samborondón. La ruta luego seguiría por Sauces y Mapasingue.  

“Con las restricciones, las personas empezaron a confirmar los contratos a última hora. Pero gracias a Dios estamos cumpliendo, con todas las medidas de bioseguridad”, dijo Marcos Marín, director del mariachi.  

El COE nacional estableció un protocolo para los artistas musicales. Foto: Enrique Pesantes / El Comercio

Por este día especial, los integrantes usaron un traje negro con detalles rojos. Al sombrero de charro, las botas y las chaquetas con apliques dorados incorporaron mascarillas y visores de protección.  

El repique de trompetas, las notas de un acordeón y los acordes del guitarrón mexicano sorprendieron a la familia Ávila, que presenció el repertorio desde la puerta de su casa. En la acerca habían instalado los amplificadores y parlantes para los vocalistas.  

Aunque no hubo congestionamiento en las vías, los grupos artísticos enfrentaban una carrera contra el tiempo para cubrir los contratos. Algunos indicaron que tenían retrasos en sus presentaciones.  

Algo similar ocurrió con los servicios de entrega a domicilio. Usuarios reportaron atrasos de hasta hora y media, mientras que algunos restaurantes optaron por no habilitar esta opción porque no completaron una buena cantidad de pedidos.  

El servicio de ‘delivery’ se incrementó por el Día de la Madre. Foto: Enrique Pesantes / El Comercio

Francesca Ferrero dirige la Asociación de Restaurantes del Guayas y comenta que los pedidos han sido bajos. “Muchos no esperan buenas ventas este fin de semana”. En este año las ventas del sector han variado entre el 30 y 60% de su facturación regular.  

Por ahora el sector está esperanzado en la vacunación y en proyectos de certificación de establecimientos seguros con los municipios para poder recuperarse. “Tenemos 14 meses con horarios parciales y restricciones sin mayor ayuda estatal. Requerimos ayuda urgente para no perder más puestos de trabajo”, dijo Ferrero. 

Los hoteles también se han visto afectados. Holbach Muñetón, presidente de la Federación de Cámaras de Turismo del Ecuador, explica que el Día de la Madre solía activar sus restaurantes.  

“El delivery se lleva el 40% y no es una ayuda. Además, no es lo mismo trabajar con los pedidos, ni siquiera para los restaurantes. Es muy complicada la subsistencia y pedimos al COE Nacional que se tomen medidas en consenso”, dijo. 

Uno de los pedidos del sector es levantar la restricción de los fines de semana, para incentivar las ventas. “Es cuando más se mueve el turismo interno y cuando las familias salen a desayunar, almorzar y cenar”.  

#ATENCIÓN | Celebración del Día de la Madre en confinamiento » https://bit.ly/2SraXiW

Posted by El Comercio on Friday, May 7, 2021