Lluvia y deslizamientos de tierra en vías se registran en Ecuador este sábado 26 de diciembre

La quebrada de Pungohuayco, entre los cantones de Gualaceo y Chordeleg, se desbordó y anegó cuatro viviendas y cultivos

La quebrada de Pungohuayco, entre los cantones de Gualaceo y Chordeleg, se desbordó y anegó cuatro viviendas y cultivos

La quebrada de Pungohuayco, entre los cantones de Gualaceo y Chordeleg, se desbordó y anegó cuatro viviendas y cultivos. Fotos: Cortesía Semanario El Pueblo

Las lluvias caídas, este sábado 26 de diciembre de 2020, ocasionaron el desbordamiento de una quebrada, inundaciones y derrumbes en la provincia de Azuay. La vía Cuenca-Pasaje, que comunica a Azuay con El Oro, está parcialmente habilitada.

Esta carretera registra desprendimiento de rocas y lodo en los kilómetros 32, 50 y 89, lo que redujo a un solo carril el paso vehicular. La maquinaria de la coordinación zonal 6 del Ministerio de Transporte y Obras Públicas realiza la limpieza de los escombros.

Tras estas emergencias, el personal de la Comisión de Tránsito del Ecuador estuvo en los sitios afectados para controlar el paso de los automotores y pedir los conductores que manejen con prudencia, para evitar algún accidente.

Pero lo más grave ocurrió –casi al anochecer- en el sector de Guaymincay, en el límite entre los cantones de Gualaceo y Chordeleg. Allí la quebrada de Pungohuayco se taponó, formándose una especie de dique que al colapsar anegó a una amplia zona de cultivos y viviendas.

Según el Cuerpo de Bomberos de Gualaceo, que atendió esta emergencia, en cuatro inmuebles el agua y el lodo ingresaron hasta las habitaciones. Ellos ayudaron a sacar algunos enseres y con motobombas extrajeron el agua y los escombros.

Las familias contaron que vivieron momentos de tensión al observar la creciente de esta quebrada, que durante la mayor parte del año pasa casi seca. “La corriente se llevó gallinas y cuyes. Todo fue tan rápido que no pudimos salvar a los animales”, dijo una de las afectadas.

Estos dos cantones han soportado dos días consecutivos de lluvias. La tarde de viernes 25 de diciembre hubo una granizada y vientos fuertes que provocaron la caída de árboles, en este sector y en El Tahuay, en la vía El Descanso Gualaceo.