Rafting. Un paseo familiar sobre las aguas de la región Amazónica es lo que propone Tena. Foto: cortesía Kayak Ecuador

Rafting. Un paseo familiar sobre las aguas de la región Amazónica es lo que propone Tena. Foto: cortesía Kayak Ecuador

Jueves 29 de marzo 2018

Un feriado para experimentar aventuras extremas

Edwing Encalada. Redactor (I)
eencalada@elcomercio.com

En este feriado de Semana Santa, que se iniciará mañana y culminará el 1 de abril, no pueden faltar los destinos que ofrecen intensas aventuras. Baños de Agua Santa, Tena y Ayangue son algunos de los sitios que han preparado recorridos entre sus ríos y montañas para disfrutar de la naturaleza que existe en estos lugares, pero con una buena dosis de adrenalina.

En Baños, ubicado a 192 km de Quito, en la provincia de Tungurahua, más de 60 operadoras ofertan sus atractivos turísticos, que van desde el rafting en el río Pastaza, cayoning en el río Blanco, escalada en la pared de roca Inés María, canopy, puenting, parapente, cabalgatas, rutas en bicicleta y trekking.

Trekking. Aventurarse hacia la cima del volcán Tungurahua es uno de los atractivos en Baños, Tungurahua. Foto: cortesía Geotours

Trekking. Aventurarse hacia la cima del volcán Tungurahua es uno de los atractivos en Baños, Tungurahua. Foto: cortesía Geotours

Según Óscar Mecías, administrador de la agencia Geotours, en Baños se puede escoger entre ir al refugio del volcán Tungurahua o aventurarse hacia la cumbre del macizo, en un viaje de dos días de duración. Estas opciones se ofertan desde los USD 20 y la más costosa es de USD 200, que incluye transporte, guía, un ‘box lunch’ y barras energizantes.

En Tena, a 192 km de Quito, en la provincia de Napo, se prepararon circuitos fluviales para que sean utilizados por niños desde los cuatro años de edad. Según Santiago Canala, de la empresa Kayak Ecuador, la oferta evolucionó en niveles de seguridad para que la experiencia la pueda compartir incluso con su mascota. “En la actualidad, esta alternativa se la puede vivir en familia, incluyendo a los perros. Se la realiza en los ríos menos correntosos como el Anzu”, señala.

Rafting. Aventurarse en el río Jatunyaku, es una aventura llena de adrenalina. El circuito inicia en el Parque Nacional de los Llanganates. Foto: cortesía Kayak Ecuador

Rafting. Aventurarse en el río Jatunyaku, es una experiencia llena de adrenalina. El circuito inicia en el Parque Nacional de los Llanganates. Foto: cortesía Kayak Ecuador

El tour de mayor demanda en este destino se realiza en el río Jatunyaku, recomendado para personas mayores a los 12 años. El principal atractivo de este circuito de rafting es que se inicia en el Parque Nacional de los Llanganates, donde se atraviesa un sendero de heliconias, bromelias y orquídeas; se aventura luego por caudalosas aguas fluviales, para luego llegar a la comunidad de Shandia, donde comparten con la población. El recorrido finaliza en Puerto Napo. Los tours se ofertan desde USD 45.

En Ayangue, balneario ubicado a 603 km de Quito, en la parroquia Colonche, provincia de Santa Elena, nadar bajo la superficie del agua es su especialidad. Tienen dos modalidades: el snorkeling a tres metros de profundidad, y el buceo, a 15 metros de profundidad.

Buceo. El Cristo de las Aguas es el máximo referente del balneario de Ayangue, en Santa Elena. Foto: Enrique Pesantes / VIAJAR

Buceo. El Cristo de las Aguas es el máximo referente del balneario de Ayangue, en Santa Elena. Foto: Enrique Pesantes / VIAJAR

Para Marcelo Yagual, administrador de Ray Aguila Dive Center, aventurarse hacia la estatua del Cristo de las Aguas y al barco hundido para mirar cardúmenes de peces ahora tiene un atractivo adicional: la llegada de una manada de lobos marinos al islote El Pelado.

“Es una colonia de 30 pinnípedos que habitualmente llegaban en agosto de cada año, pero desde hace seis meses, convirtieron a ese islote en su hogar”, dice Yagual. El snorkeling tiene un costo de USD 25 por persona, y el buceo tiene un valor de USD 120.