MSP confirmó la filtración a datos privados de ecuat…
El sistema carcelario, como ha venido funcionando, e…
Centros comerciales y restaurantes acatarán nuevos a…
La Asamblea rechaza acuerdo con el CIADI y presentar…
Cinco frases reveladoras dejó el trámite de juicio p…
Pasajero se vio obligado a conducir un bus por la eb…
Nuevos jueces son nombrados para el caso por delincu…
Tatiana Villacrés: ‘51% de tabacos consumidos …

¿Cómo proteger los ojos de los rayos ultravioleta durante el verano?

Los ojos de colores claros son más susceptibles a sufrir afectaciones ocasionadas por el sol. Foto: Pixabay

El verano se aproxima y con ello una mayor responsabilidad con el cuidado de los ojos. Existen afectaciones tanto en la parte interna como externa del ojo que son causadas por los rayos ultravioletas y el polvo que llegan con esta estación.

En la parte externa se puede sufrir de pterigión o pinguéculas, anormalidades de la conjuntiva. Según explica el cirujano-oftalmólogo de la Clínica Andes Visión, Hugo Salcedo, es como si el ojo intentara protegerse de los rayos ultravioletas y empiezan a crecer estos tejidos que lamentablemente puede afectar también la parte visual.

Mientras que en la parte interna puede ocurrir una degeneración macular, este es un problema relacionado con la edad. A medida que la gente envejece mayor es el daño. Esta afectación habitualmente se presenta a los 70 u 80 años cuando ha existido una exposición prolongada al sol y está directamente comprometida con la parte visual.

Estas son las dos patologías principales que se relacionan con el daño causado por los rayos ultravioleta que emite el sol.

El color de los ojos también es determinante con las afectaciones que puede causar el sol. Los ojos de colores claros como verdes o azules permiten el paso directo de la luz del sol en las retinas y esto genera problemas.

Es por eso que la protección como las gafas polarizadas o el uso de sombrillas ayudan a prevenir los daños causados por el sol y es por eso que la prevención es primordial en el cuidado de los globos oculares.

Salcedo recuerda que particularmente en Quito los rayos ultravioletas son más fuertes por la altura de la ciudad, esto hace que estemos más cerca del sol y el impacto de estos rayos será mayor por lo que el uso de gafas es una prioridad.

En cuanto al uso de gafas para proteger los ojos, estas deben ser polarizadas porque de lo contrario unas que solo tengan el cristal o el plástico oscuro no brindarán la protección adecuada.

El especialista recomienda no exponerse al sol en las horas en las que la emisión de rayos es más fuerte. Para conocer los niveles de estos rayos puede recurrir a las diferentes aplicaciones.

Además, menciona que la clave para el cuidado de los ojos es la prevención. El uso de gafas, evitar la exposición al sol son vitales para prevenir afectaciones importantes a largo plazo.