¿Podemos resfriarnos por estar descalzos?

Imagen referencial. El principal motivo por el que nos enfermamos es porque a veces somos pocos cuidadosos. Foto: Freepik

Nuestro cuerpo no es inmune al frío. En los últimos años se han realizado numerosos estudios científicos para valorar el efecto del calor, pero también del frío sobre nuestro organismo. Se ha descrito que una temperatura ambiental por debajo de los 8 grados centígrados genera cambios fisiológicos en el sistema cardiovascular y respiratorio, y que predisponen a reagudizaciones de algunas enfermedades crónicas, como puede ser el asma bronquial. 

Por otra parte, según señala el doctor Hemir Escobar, jefe de servicio de Pediatría del Hospital Universitario de Torrejón en Madrid, las bajas temperaturas del invierno afectan indirectamente a la salud, ya que crean un ambiente propicio para la propagación de las infecciones virales, dado que en esta época del año realizamos menos actividades al aire libre.

No obstante, aclara que no se ha descrito un efecto directo del frío sobre el sistema inmune. Sin embargo, al ser el aire del invierno más frío y seco, sí afirma que este afecta a la mucosa de la nariz, lo que provoca que la primera barrera a la entrada de microrganismos, que es la nariz, la mucosa nasal, esta no funcione al 100%, de forma que nos puede hacer más susceptibles a contraer una infección viral.

"En esta época del año, las enfermedades más frecuentes en todos los grupos de edad son las infecciones víricas del tracto respiratorio, porque como mencionábamos previamente, las bajas temperaturas son ideales para la circulación de virus como la gripe, asociado a un aumento de actividades en espacios cerrados y disminución de la eficiencia de las barreras naturales de las vías aéreas", detalla el doctor Escobar.

Así, afirma este pediatra que realmente nuestro sistema inmune no se encuentra debilitado, lo que sucede es que las bajas temperaturas crean un ambiente propicio para que exista mayor número de infecciones virales circulantes y por lo tanto un mayor riesgo de contagio.

"Por tanto, no sería correcto decir que las defensas bajan con el frío, porque las defensas de nuestro organismo no se componen únicamente de la mucosa nasal, porque esta es una parte mínima del sistema inmunológico que se encarga de proteger a nuestro cuerpo de las infecciones", insiste el jefe del servicio de Pediatría del Hospital Universitario de Torrejón.

¿Son necesarios los complementos multivitamínicos?

El doctor Escobar señala que estos no suelen ser necesarios ni en el invierno, ni tampoco en otras épocas del año, siempre que se mantenga una alimentación balanceada y no se padezca de alguna enfermedad crónica que afecte a los depósitos de vitamina y de minerales en nuestro organismo.

Por otro lado, otro mito muy extendido en esta sociedad es que nos vamos a enfriar por ir descalzos, un punto sobre el que este pediatra insiste en que no. "No podemos enfriarnos por ir descalzos", ahora bien, según precisa, "siempre y cuando estemos hablando de que estamos en nuestro domicilio o en un ambiente cerrado".

Normalmente, señala este pediatra que el principal motivo por el que nos enfermamos es porque a veces somos pocos cuidadosos y, por ejemplo, pasamos mucho tiempo en ambiente cerrado con personas que están enfermas, o bien limpiamos los mocos de la nariz de nuestros hijos, sin después lavarnos las manos. "Las infecciones virales de las vías respiratorias suelen ser benignas y autolimitadas, pero son altamente contagiosas y transmisibles", agrega.

El especialista ve importante recalcar la importancia de la adecuada higiene de las manos en esta y en todas las épocas del año porque, según reitera, "es la mejor forma de prevenir una infección viral, ya que normalmente se transmiten por contacto".


Visita nuestros portales:

Sigue a EL COMERCIO en Google News CLIC AQUÍGoogle News


Suplementos digitales