Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 24 de junio del 2021
Equilibrar el trabajo desde casa, desafío de empresa…
Un 50% de casos de dengue se registra en chicos de hasta 14
La ocupación de UCI aún supera el 80% en los hospita…
David Grijalva: ‘Enfrentar al covid nos vuelve…
Fiscal: Pablo Celi también cobró coimas de empresa china
José Guevara: ‘julio y agosto, los picos más altos d…
Richard Lunniss: ‘El cosmos está también dentro de nosotros’

Refugio para gatos de España recibe felinos huérfanos en tiempos de covid-19

En el Jardinet dels Gats, en Barcelona, España, reposan cientos de gatos que esperan ser adoptados. Foto: Reuters

En el Jardinet dels Gats, en Barcelona, España, reposan cientos de gatos que esperan ser adoptados. Foto: Reuters

La mayoría de gatos que han llegado al refugio son de edad avanzada o con mala salud. Foto: Reuters

Desbordada por la cantidad de gatos que perdieron a sus dueños durante la pandemia de covid-19, la sociedad barcelonesa El Jardinet dels Gats ha lanzado una campaña online para aumentar la adopción de los felinos y la financiación económica del refugio.

Mientras gatos de distintos colores, formas y tamaños toman el sol de otoño en el patio, la propietaria de la protectora, Álex Salvador, transmite en vivo por Instagram su llamada a los donantes.

“La situación de covid nos ha traído gatos de edad avanzada o con mala salud, que pertenecían a personas mayores que no los habían llevado al veterinario durante mucho tiempo (a causa del virus), por lo que los costes son muy altos”, explica a Reuters Salvador, de 43 años.

En el Jardinet dels Gats, en Barcelona, España, reposan cientos de gatos que esperan ser adoptados. Foto: Reuters

La pandemia obligó a cancelar los eventos ‘in situ’ de recaudación que solía organizar el refugio y redujo la cantidad de donaciones, pero la campaña a través de internet está siendo un éxito, apunta Salvador.

“Hemos adaptado todo, las entrevistas para las adopciones, los hogares de acogida, los voluntarios”, explica Salvador, cuyos padres fundaron la protectora hace 12 años.

La epidemia también ha traído nuevos voluntarios.

“Como trabajo desde casa, trabajo a distancia en ventas, necesito salir un poco. Venir aquí a Jardinets ayuda mucho”, apunta Andreas Schaedler, suizo de 33 años que vive en Barcelona, España.

A algunos gatos incluso, les gusta ayudar en el proceso de integración, como Zipi, un ejemplar de cuatro años nacido en la calle, que muestra a los recién llegados cómo responder a las caricias y a las ofertas de comida.

“Se ha convertido en el rey del Jardinet, todos estamos enamoradas de él”, dice Salvador.