4 de diciembre de 2020 00:00

Iniciativas para rescatar alimentos; grupos en Ecuador se enfocan en evitar el desperdicio de comida

Frutas y verduras son los productos que más se rescatan en mercados con esta iniciativa. Foto: Cortesía

Frutas y verduras son los productos que más se rescatan en mercados con esta iniciativa. Foto: Cortesía

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Isabel Alarcón

Ya sea por su tamaño, su color o su forma, muchos productos que aún son comestibles terminan en la basura. Este problema se intensifica en diciembre, debido a los festejos familiares y a las cenas.

Para evitar la pérdida y desperdicio de alimentos, se han formado algunos grupos en el país que rescatan comida de mercados, empresas, tiendas o incluso de otros hogares.

Fausto Santiana se inspiró en el movimiento Food Sharing, de Alemania, para crear el mismo grupo en Ecuador. Después de vivir un tiempo en Europa, Santiana regresó al país e hizo un evento para que sus amigos aprendieran más sobre esta práctica. Junto con Edwin Salvador y Carolina Monar, fundó el movimiento.

El grupo de Facebook Food Sharing es su principal herramienta. Allí se pueden subir fotos de los alimentos que ya no se van a utilizar y que se busca intercambiar o donar.

Los voluntarios también reciben la comida que tiendas o fruterías ya no van a vender y realizan Disco Sopas: estos son eventos en los que las personas se juntan a preparar distintos platillos con los alimentos rescatados.

Como un complemento de las actividades del movimiento surgió la ‘app’ Pan Comido. Para utilizarla, se debe subir una fotografía de la comida con una descripción. Los otros usuarios de la aplicación reciben una notificación y, si están interesados, puedan fijar una fecha y lugar de recolección.

Esta ‘app’ funciona en todo el país. Santiana también creó los grupos de Facebook de Food

Sharing para la ciudades de Guayaquil, Ambato y Loja.
Otra de las iniciativas activas actualmente en el país es Idónea. Estefanía Gómez y Santiago Rosero crearon este proyecto en el 2018, tras su experiencia en el extranjero.

Antes de la pandemia, se realizaban recolecciones una vez al mes en los mercados; con estos alimentos rescatados se preparaban dos cenas. La primera era abierta al público, mientras que la segunda estaba destinada a personas en situación de vulnerabilidad.

Con la llegada del covid-19, Rosero cuenta que se les dificultó acudir a los mercados a recoger alimentos. Ahora las acciones se enfocan en los barrios La Floresta y La Vicentina, donde tienen sus instalaciones. Allí reciben estos productos que las personas ya no van a comer en sus hogares o que las empresas no pueden venderlos, pero que están en buenas condiciones y que sirven para alimentar a otros. El proyecto Idónea también cuenta con una página de Facebook para contactarlos.

En Guayaquil está el Banco de Alimentos Diakonía, que se creó en el 2010. Alexandra Gordillo es voluntaria en este lugar desde hace ocho años.
Cuando empezó, recuerda, se dio cuenta de que el desperdicio era muy grande en lugares como mercados y supermercados. Por otro lado, evidenció que las personas estaban dispuestas a ayudar.

La recolección no se detuvo durante los meses de pandemia. A pesar del miedo al contagio, Gordillo comenta que la satisfacción que se siente al rescatar y entregar esta comida ha sido su principal motivación. Lo productos más requeridos para donar son arroz, azúcar, granos y aceite.

Alrededor de 939 000 toneladas de alimentos se pierden cada año en Ecuador, durante las fases de producción y cosecha. En las etapas posteriores, se desperdician otras 46 655 toneladas en hogares o en la misma cadena de distribución.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)