En Ecuador se habla sobre restricciones para no vacunados
Las comunas del cantón Urcuquí se organizan en contr…
La gobernabilidad de Quito está a prueba en el Concejo
El informe del caso Celi tendrá nueve componentes
Máximo ente de rehabilitación cumple este 2 de agost…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 2 de agosto del 2021
El Ejecutivo remitirá dos pro formas este 2021
Ecuador suma 226 nuevos casos y acumula 487 598 posi…

El conmovedor cortometraje de Pixar sobre amistad y maltrato animal

Un gato callejero y un pitbull utilizado para peleas conocen por primera vez lo que es la amistad en 'Kitbull' el conmovedor cortometraje de Pixar. Foto: captura.

Un gato callejero y un pitbull utilizado para peleas conocen por primera vez lo que es la amistad en 'Kitbull' el conmovedor cortometraje de Pixar. Foto: captura.

Un gato callejero y un pitbull utilizado para peleas conocen por primera vez lo que es la amistad en ‘Kitbull’ el conmovedor cortometraje de Pixar. Foto: captura.

Más de cuatro millones de reproducciones en solo tres días alcanzó el cortometraje ‘Kitbull’ en YouTube. El conmovedor video se centra en la historia de amistad entre un perro y un gato que nace del maltrato animal. 

La historia es dirigida por Rosana Sulivan y producida por Kathryn Hendrickson. Se enfoca en el nacimiento de una amistad inusual entre un perro de raza pitbull y un pequeño gatito que, al buscar refugio, se halla en la parte posterior del jardín de un hombre que tiene a su perro como un animal de pelea. 

En un inicio, el gato teme acercarse al perro que sí muestra interés en jugar con él. Todo esto cambia gracias a la tapa de una botella con la que ambos finalmente juegan, a pesar de que el perro está encadenado.

El gato siente temor del perro, pues puede ser testigo de sus entrenamientos para pelear en las que el hombre con el que vive le hace arrancar las cabezas de peluches. Al caer la noche, y con una patada, un hombre saca al perro del interior de una vivienda para dejarlo en la lluvia. El pitbull está herido, llora y ladra para volver a entrar, pero nadie sale a verlo. 

A la par, la lluvia causa el colapso de la caja en la que el gatito vive, dejándolo atrapado. Atemorizado, observa como el perro se acerca hacia él e intenta liberarlo de un sujetador de latas que lo atrapó, pero el felino no lo entiende así y ataca al perro, causándole una nueva herida. El gato corre a esconderse, mientras el perro, cabizbajo, regresa a una jaula en la que vive. 

Entrada la noche, el gato juega nuevamente con la tapa de la botella, pero esta vez el can no se interesa en jugar con él. En el interior de la jaula, el can respira con dificultad y cuando el gato se acerca, el perro le gruñe, lo que lo asusta, pero no se va. Se acerca más y empieza a olfatearlo a lamer sus heridas y se acurruca a su lado, entonces el perro mueve la cola. 

Juntos, se ponen a jugar con la tapa, pero el ruido hace que el dueño del perro prenda las luces. Asustados, ambos intentan escapar saltando la cerca. Lo logran justo a tiempo. Cuando el hombre sale ya no encuentra al perro. 

Las heridas del perrito empiezan a cicatrizar. Ahora, ambos viven en la calle y allí juegan sin temor. Un día, una mujer se acerca a alimentar al gatito, pero se asusta al ver al perro, por su apariencia y los mitos que giran en torno a su raza. Cuando el gato se acerca a su amigo, la mujer también lo hace y lo acaricia. 

El clip cierra con la imagen del perro y el gato corriendo libres en el campo hacia la mujer y su pareja quienes, se entiende, son su nueva familia. 

Video: YouTube, cuenta:  Disney•Pixar