¿Por qué los dientes duelen con el frío? La respuesta estaría en una proteína

Imagen referencial: La sensibilidad de los dientes al frío se encontraría en una proteína específica. Pixabay

Imagen referencial: La sensibilidad de los dientes al frío se encontraría en una proteína específica. Pixabay

Imagen referencial: La sensibilidad de los dientes al frío se encontraría en una proteína específica. Pixabay

El dolor al ingerir algo muy frío puede ser insoportable en los dientes. Un equipo de científicos parece tener una explicación del problema. El grupo de investigadores identificó las células y las señales en los dientes sensibles al frío. Estas detectan grandes caídas de temperatura y desencadenan el dolor.

Según un reportaje de la BBC, las personas con caries son más propensas a estas sensaciones porque sus dientes están más expuestos. Los resultados que obtuvo el equipo, publicados en la revista Science Advances, aportan información para nuevos tratamientos, como pastas dentales, parches o goma de mascar, dicen los autores de la investigación. “Una vez que tienes una molécula a la que apuntar, existe la posibilidad de tratamiento“, explicó Katharina Zimmermann, investigadora principal del estudio.

El equipo de Zimmermann, de la Universidad Friedrich-Alexander de Erlangen-Nürnberg, en Alemania, rastreó la ubicación de esta proteína hasta un tipo específico de célula dental: el odontoblasto, que reside entre la pulpa interna blanda y la capa externa dura de los dientes, compuesta de dentina y esmalte.

El esmalte no tiene sensaciones, a diferencia de la capa más interna, la dentina. Esta se conecta con la pulpa, que contiene células nerviosas. Si la dentina queda expuesta, como consecuencia de las caries o una enfermedad de las encías, por ejemplo, estímulos como la temperatura o ciertos líquidos causarán dolor.

Los investigadores observaron cómo surgía el dolor de dientes en ratones y humanos, al mismo tiempo que registraban lo que sucedía en las células y los nervios de los dientes en el momento en que entraban en contacto con una solución helada, detalla un comunicado del Instituto Médico Howard Hughes (HHMI), de EE.UU.

Ratones modificados genéticamente que carecían de la sustancia TRPC5 o en dientes tratados con un químico que la bloqueaban mostraron que la proteína TRPC5 podía detectar el frío, según el HHMI. Además de detectarlo, la TRPC5 transmite el frío y provoca que los nervios se activen y causen dolor, dice Jochen Lennerz, uno de los autores del estudio y director médico del Centro de Diagnósticos Integrados del Hospital General de Massachusetts, en EE.UU. Esto evita daños adicionales.

Un remedio casero común, el aceite de clavo de olor, contiene una sustancia química llamada eugenol, que bloquea los canales de TRPC5. Sin embargo, los científicos no recomiendan tratamientos caseros. Las personas que sufren un dolor de muelas preocupante deberían ir a un dentista, enfatizan.