Estados Unidos registró un cruce fronterizo masivo d…
El tifón Chanthu deja inundaciones en Corea del Sur
La pandemia estaría controlada en 2022, según expert…
Asamblea aprueba devolver las dos ternas para las Ju…
¿Somos más contagiosos con la variante Delta aunque …
Justina y Manuel sellaron su matrimonio después de s…
Gobierno prepara mesas de trabajo para continuar los…
Fiscalía abre investigación en contra de exvicepresi…

Cineasta de Alepo promete seguir mostrando la realidad de Siria

Una joven cineasta hizo un documental de la violencia en Siria. Foto: Instagram @forsamafilm

Una joven cineasta hizo un documental de la violencia en Siria. Foto: Instagram @forsamafilm

La joven cineasta Waas al Kateab hizo un documental sobre la violencia que se vive en Siria llamado ‘For Sama’. Foto: Instagram @forsamafilm

La cineasta siria Waad al Kateab, cuyo documental ‘For Sama‘ sobre el asedio de Alepo hizo llorar al público en el último festival de cine de Cannes, afirmó que quiere continuar mostrando al mundo la realidad de su país.

Íntima y percutante, ‘For Sama‘ es una carta de amor a su hija pequeña, en la cual la realizadora documenta las condiciones desesperadas por las que ella y su marido estaban pasando, una especie de testamento en caso de que no sobrevivieran.

De estudiante en las protestas a esposa y joven madre, la película traza cinco años de su vida en la segunda mayor ciudad de Siria, devastada por la guerra. Y desató una emotiva ovación de pie en el festival de cine francés en mayo.

Pero para Al Kateab, el documental va más allá de su historia de la lucha familiar.

“Es una representación realista de todo lo que está sucediendo ahora en el país”, dice a la AFP el miércoles 25 de septiembre de 2019 en Londres, donde el documental se está siendo promocionado.

“Desafortunadamente, el mundo está sordo y ciego ante lo que está sucediendo, pero como sirios nuestra meta es continuar contando y compartiendo la historia de Siria”, afirma.

La directora y productora tenía sólo 20 años cuando estallaron las protestas prodemocracia en su país, lo que desencadenó una sangrienta represión de los partidarios del presidente Bashar al Asad, que ha dejado 370 000 muertos y millones de desplazados desde el comienzo del conflicto, en 2011.

La ciudad de Alepo, en el norte de Siria, fue escenario de intensos combates después de que los rebeldes se apoderaron de su sector oriental, en 2012.

El objetivo de la joven cineasta era documentar las desesperadas condiciones de vida en la ciudad mientras las fuerzas del régimen se acercaban, junto con la alegría de enamorarse y la emoción de convertirse en madre.

Video: Youtube Cuenta: PBS Distribution

“Es una revolución”

Cuando ella y su marido Hamza, que se encontraban de viaje en Turquía para visitar a su padre enfermo, oyeron que las fuerzas del régimen estaban a punto de cortar completamente el acceso al este de la ciudad, decidieron regresar.

En menos de una hora, habían hecho las maletas y emprendían un peligroso viaje, esquivando proyectiles y cruzando a hurtadillas las líneas gubernamentales para entrar en la parte de la ciudad que estaba sitiada.

Hamza, que es médico, se puso al trabajo en un hospital que en un momento dado llegó a acoger hasta a 300 heridos en un solo día, antes de ser golpeado por un bombardeo aéreo.

Al Kataeb se dedicó a filmar la situación, mientras se debatía en la disyuntiva de si huir o no de la ciudad para proteger a su hija.

Seis meses después, Alepo fue invadida y se vieron obligados a exiliarse, abandonando la ciudad en el marco de una enorme evacuación civil.

La cineasta se dedicó entonces a reunir sus grabaciones en un largometraje que captase la imaginación de un público “cansado de las películas de guerra o de las películas sobre Siria”, explica.

“Así que nuestro reto era crear una película que fuera diferente”, señala.

El resultado es un retrato brutalmente honesto y conmovedor de la vida bajo asedio: del absurdo de la risa mientras llueven los misiles a las peleas con bolas de nieve, pasando por el dolor de dos chicos que lloran por su hermano.

Al Kataeb asegura que ahora su objetivo es “continuar describiendo de una manera que sea verdadera y real lo que está sucediendo en Siria”.

“No es una guerra civil, es una revolución, y desafortunadamente, nosotros, el pueblo sirio, somos los que pagamos el precio”, dice.

Suplementos digitales