Salario de profesores en Venezuela llega a USD 11
Decisión judicial avala a comerciantes informales en…
1 100 puestos de vacunación contra covid-19 habilita…
‘Termine de bañarse’: jueza regaña a abo…
Lluvias se prevén para las tardes del feriado quiteño
Guarderas dice que, si continúan desmanes, analizará…
Feria de emprendimientos se desarrolla en el parque …
Municipio de Quito ofrece disculpas por bus con gotera

La nueva Biblioteca de la UArtes prevé un programa de préstamo de libros

La Biblioteca abrió las puertas para estudiantes de la UArtes a inicios de mes. Este 16 de enero del 2019 se inaugurará oficialmente. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

La Biblioteca abrió las puertas para estudiantes de la UArtes a inicios de mes. Este 16 de enero del 2019 se inaugurará oficialmente. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

La Biblioteca abrió las puertas para estudiantes de la UArtes a inicios de mes. El 6 de enero del 2019 se inauguró oficialmente. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

La nueva Biblioteca de la Universidad de las Artes (UArtes), un gran centro cultural ubicado en el centro de Guayaquil, inaugurado oficialmente este miércoles 16 de enero de 2019, prevé un programa de préstamo de libros diferenciado para los vecinos del edificio patrimonial de las calles Aguirre y Pichincha, y para el público general.

Los vecinos del centro podrán acceder a una membresía para llevarse libros prestados a la casa, se estima que por USD 10 anuales, según la información proporcionada por la Universidad. El costo para acceder a préstamos para el público general, aún está en análisis y espera por su aprobación. “El sistema de amigos de la Biblioteca, que permite el préstamo de libros a los ciudadanos, estará listo para el mes de febrero”, indicó Natalia Tamayo, coordinadora de Bibliotecas de la UArtes.

El repositorio de acceso gratuito con más de 40 000 libros -y capacidad para 70 000– funcionará con el modelo de estantería abierta y atenderá al público de martes a viernes, de 9:00 a 21:00. Los sábados abrirá de 10:00 a 18:00; y los domingos, de 10:00 a 14:00 (los lunes solo abrirá a los estudiantes de la UArtes).

La Biblioteca
especializada en arte cuenta con 12 000 títulos de arte y literatura, el fondo histórico del Diario El Telégrafo –1,4 millones de fotos del siglo XX y 1 500 tomos impresos con diarios desde 1886- y colecciones como la del Fondo Susana Romoleroux con libros de arte, literatura, ensayo, arqueología y antropología.

Ramiro Noriega
, rector de la UArtes, citó en el acto inaugural al poeta y dramaturgo español Federico García Lorca en una reivindicación cultural: “Aplaudo que todos los hombres coman, pero también que todos los hombres sepan”.

El Rector informó a EL COMERCIO que con la apertura inicia una temporada de inauguración de espacios del repositorio que se extenderá por tres meses y que contarán con su propia programación cultural. Entre esos espacios está el Fondo Histórico de El Telégrafo y el espacio infanto-juvenil la Ría de la planta baja, una gran sala infantil con escenario, mediática, biblioteca y una librería del Fondo de Cultura Económica de México.

También se abrirá a finales de febrero, con una primera exposición, la galería de arte la ‘4ta Pared’, ubicada en la terraza del edificio, con vista al río Guayas y al centro de la ciudad, un mirador en donde funcionará también un restaurante.

“La galería va a dar lugar a una convocatoria nacional y internacional de arte contemporáneo para la programación y abrirá con una muestra de artistas y profesores de la Universidad, que han venido trabajando en un proyecto en el Barrio Cuba, de Guayaquil”, indicó Noriega.

Adrián Bonilla, Secretario de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), indicó que más que un repositorio de libros, la biblioteca está llamada a convertirse en un núcleo de encuentro y también en un espacio tecnológico de la ciudad y de la comunidad universitaria.

Las bases de datos digitales permiten acceder a 323 000 libros digitales y publicaciones periódicas y el centro también brinda acceso a una base de datos de películas con sus respectivas zonas multimedia. “Tras la inauguración inicia la tarea de proteger y enriquecer esta biblioteca”, dijo Bonilla.

Isabel Macías, estudiante de literatura de la UArtes, describió la biblioteca como “sobriamente elegante y funcional” en “una armonía entre orden intelectual y estético” y dijo que las bibliotecas deben ser bóvedas de información y lugares de descubrimiento, pero también centros comunitarios
.
El zumbido de las primeras escaleras eléctricas instaladas en el país en 1954 y las disonancias de los músicos de la Sinfónica de Guayaquil (OSG) afinando sus instrumentos, precedieron al acto de inauguración oficial.

El restaurado edificio patrimonial del centro de Guayaquil, que fue matriz del Banco de Descuento y luego acogió a la Superintendencia de Compañías, fue abierto al público la tarde de este 16 de enero, tras un acto inaugural presidido por Ramiro Noriega, rector de la UArtes y Raúl Pérez Torres, ministro de Cultura y Patrimonio.

El edificio diseñado por el checo Karl Kohn y restaurado por la arquitecta Delia Kingman destaca por su arquitectura y sus proporciones -5 229 metros cuadrados y cinco plantas-. La inversión fue de cerca de USD 3 millones.

Durante la inauguración se leyeron unas palabras de Katia Kohn, a nombre de la familia de su padre, Karl Kohn, diseñador del edificio. La Orquesta Sinfónica de Guayaquil tocó temas del compositor ruso Piotr Ilich Tchaikovsky y del ecuatoriano Humberto Salgado.

Los diferentes pisos de la biblioteca, con lugares de descanso, lectura y trabajo, tendrán diferentes modalidades de uso y niveles de acceso, según explicó Natalia Tamayo. La planta baja, donde se ubica el área infato-juvenil la Ría, es de acceso abierto para el público general. La ciudadanía también podrá acceder libremente a la terraza. Y deberá registrarse con su cédula para acceder al primer piso, que cuenta con un fondo de consulta general.

La segunda planta esta dirigida, en mayor medida, a la comunidad de estudiantes de la Universidad. Y la tercera planta –que deberá ser reservada a través de una aplicación-, será de uso exclusivo para la comunidad académica: investigadores, estudiantes en proceso de tesis o de estudios de postgrado.

Suplementos digitales