Al menos 2 heridos y 40 damnificados en Perú por sis…
Chapecoense: La promesa del último hombre rescatado …
Daños en infraestructuras en Loja y Zamora por sismo en Perú
Técnicos evaluaron los túneles en Guayaquil por prec…
Transportistas escolares esperan que COE apruebe afo…
Colapso de viviendas y sectores sin electricidad en …
Sismo de magnitud 7.5 en Perú fue sentido en localid…
Esta es la agenda de Fiestas de Quito para el 28 de …

Tiburones hallados en embarcación en Galápagos tienen altas concentraciones de mercurio

La embarcación china Fu Yuan Yu Leng 999 fue capturada en 2017 al interior de la Reserva Marina de Galápagos. Foto: EFE

El consumo de carne de tiburón no solo pone en riesgo a los animales sino también a las personas. Un reciente estudio revela que los especímenes hallados en el buque chino Fu Yuan Yu Leng 999 tenían altas concentraciones de mercurio.

Esta embarcación fue capturada en 2017 al interior de la Reserva Marina de Galápagos. En sus bodegas se hallaron los cuerpos de 6 623 tiburones pertenecientes a diversas especies protegidas.   

Valeria Ochoa, investigadora de la Universidad San Francisco de Quito y líder del estudio, explica que, tras el hallazgo, los investigadores decidieron analizar la concentración de mercurio para evidenciar si había bioacumulación en los tiburones.   

En total se analizaron 73 muestras pertenecientes a seis especies. Cinco de estas están clasificadas como amenazadas por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).    

Los resultados revelan que la concentración más baja, 0,73 miligramos de mercurio por kilogramo en peso húmedo, fue hallada en los tiburones zorro. El valor más alto fue 8,29 miligramos de mercurio por kilogramo, que pertenece a los tiburones sedosos.   

Los niveles hallados en las seis especies no son tolerables para consumo regular  

Laurence Maurice, directora de investigación en geoquímica ambiental del Instituto Francés de Investigación para el Desarrollo Sostenible IRD, explica que el consumo semanal de un filete de tiburón, de cualquiera de estas especies, excede el valor máximo de ingesta propuesto por la Organización Mundial de la Salud.   

Los tiburones sedosos registran los niveles más altos de mercurio en su organismo. Foto: EFE
Los tiburones sedosos registran los niveles más altos de mercurio en su organismo. Foto: EFE

Maurice, primera autora del artículo, dice que, cuando el mercurio está en su forma orgánica al interior de peces o humanos, demora mucho tiempo en salir del organismo.

Este tiene efectos negativos especialmente en las mujeres embarazadas y en el feto, ya que puede atravesar la placenta.  

El mercurio es un elemento neurotóxico que se acumula en el cerebro y afecta al desarrollo del sistema nervioso central.

Los niños que estuvieron expuestos a este metal desde que estaban en el vientre pueden presentar problemas físicos, de desarrollo y de coordinación.   

Para Ochoa, es importante que las personas comprendan que no se debe comer carne de tiburón de manera periódica. El consumo regular de estos filetes, incluso una vez al mes, puede afectar a la salud.   

Aunque las investigadoras estaban seguras de encontrar mercurio en los animales, no imaginaban que las concentraciones iban a ser tan altas.   

Otro aspecto que causa preocupación es que la mayoría de los tiburones analizados eran juveniles y subadultos. Es decir, durante las etapas tempranas de su vida ya acumularon grandes cantidades de este metal en su organismo.   

Los altos niveles de mercurio pueden estar relacionados con el proceso de bioamplificación: entre cada nivel trófico las concentraciones van aumentando. Los tiburones que se alimentan solo de otros peces van a tener más mercurio que los omnívoros.   

A mayor profundidad, mayor mercurio  

Las muestras fueron enviadas a Francia para analizar también los isotopos estables de mercurio. Maurice dice que los resultados son interesantes, ya que muestran las zonas donde los tiburones van a alimentarse.  

Los que se alimentan por debajo de los 200 m de profundidad pueden tener más metilmercurio que los que consiguen alimento en la parte más superficial.   

Además de estos hallazgos, para Ochoa, este estudio también es importante porque demuestra que es posible la colaboración entre distintas instituciones con fines investigativos y de conservación.   

En este artículo participaron especialistas de la USFQ, del IRD, Galápagos Science Center (USFQ y Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill) y el Parque Nacional Galápagos.   

Actualmente se está evaluando, en las mismas muestras, si estos animales acumularon otros metales pesados y si existen correlaciones.   

Ochoa recuerda a las personas que la mayoría de tiburones encontrados en el buque chino fueron capturados en aguas que rodean Galápagos. Las embarcaciones como el Fu Yuan Yu Leng 999 se movilizan a lo largo del año por toda esta zona del océano Pacífico.   

Suplementos digitales