Misión del FMI empezó su trabajo en Ecuador
División entre los concejales en la entrega de ofren…
Chile confirma cuatro casos de transmisión comunitar…
Miami tendrá su propia criptomoneda, el ‘Miami…
Cuatro heridos al virarse una lancha en la que viaja…
Yunda presidió sesión por el 2 de Agosto; Guarderas …
Presidente del Parlamento libio rechaza la candidatu…
Guayaquil acelera la vacunación y reporta estabilida…

Nueva Guía de Turismo Consciente y Regenerativo del Chocó Andino

La parroquia de Mindo es parte del proyecto del Choco Andino para que la Unesco declare a la zona como Reserva de Biosfera. Allí viven más de 500 especies de aves, entre ellas, los colibríes. Foto: Diego Pallero / VIAJAR

La parroquia de Mindo es parte del proyecto del Choco Andino para que la Unesco declare a la zona como Reserva de Biosfera. Allí viven más de 500 especies de aves, entre ellas, los colibríes. Foto: Diego Pallero / VIAJAR

Mindo es parte del Choco Andino. Allí viven más de 500 especies de aves. Foto: Archivo/El Comercio

El Chocó Andino cuenta con una nueva guía de turismo consciente y regenerativo. Este documento reúne a 20 emprendimientos locales y ofrece consejos de todo lo que se puede visitar en Calacalí, Gualea, Mindo, Nanegal, Nanegalito, Nono y Pacto.

Gastronomía, avistamiento de aves, visitas a sitios arqueológicos y paseos en bicicleta son parte de la oferta que se puede encontrar en esta guía del noroccidente de Pichincha. La idea es que las personas obtengan información sobre sitios seguros para visitar, mientras contribuyen a la reactivación económica y conservación del territorio.

Ronald Torres, presidente de Fundación Imaymana y coordinador del proyecto Factorías del Conocimiento para el Desarrollo Sostenible del Chocó Andino, explica que el término “consciente” se refiere a que las personas conozcan todo lo que está detrás de las actividades turísticas o a quién están apoyando al visitar el noroccidente de Pichincha.

La sostenibilidad se refleja en que, con las visitas a esta zona, se promueve la conservación de los recursos naturales, la defensa del territorio y el mejoramiento de las prácticas productivas.

Torres explica que el proceso para construir la Guía de Turismo Consciente y Regenerativo del Chocó Andino se inició en el 2018. En ese año la Fundación Imaymana tuvo la oportunidad de aplicar al proyecto Factorías del Conocimiento, en conjunto con la Asociación de Universidades Populares de Extremadura, y financiado por la Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Uno de los requisitos era incluir iniciativas en territorios con procesos ya en marcha como lo que ocurría en esta zona del Chocó. El proceso se llevó a cabo junto con diferentes actores locales.

¿Qué muestra la guía?

La guía muestra una variedad de actividades que se pueden realizar en esta zona. Hay un mapa donde está señalada la ubicación de las iniciativas regenerativas y de los atractivos turísticos.

Los visitantes pueden elegir la opción más adecuada dependiendo de sus gustos. Las actividades están divididas en distintas secciones: arqueología y patrimonio cultural, aventura, fauna del Chocó, ecoturismo y conservación; educación, investigación y voluntariado; gastronomía y turismo rural.

En la guía también se aconseja qué ropa debe llevar y cuáles son las principales medidas de bioseguridad. Al final hay un directorio con los contactos de guías locales, transporte y números de emergencia.

Zavier Escobar, miembro del Equipo Coordinador del Comité Ampliado del Corredor Ecológico del Oso Andino, dice que esta es una herramienta muy útil en esta pandemia, ya que brinda una alternativa a quienes buscan salir de la ciudad. Esta promueve el contacto con la naturaleza y las actividades en exteriores. También es una forma de que los locales no necesiten depender del extractivismo.

¿Cómo obtenerla?

Para descargarla, debe dirigirse a la página web www.fundacionimaymana.org. Después, debe ingresar a “publicaciones” y ahí encontrará la Guía de Turismo Consciente y Regenerativo del Chocó Andino. Una vez que la haya descargado, podrá utilizarla sin necesidad de estar conectado a la Internet.