38 crías de la especie de tortuga más grande del mundo nacieron en Ecuador

Por primera vez en Ecuador nacieron 38 crías de la tortuga laúd, la más grande del mundo. La especie se encuentra amenazada de extinción. Foto: cortesía Ministerio del Ambiente.

Por primera vez en Ecuador nacieron 38 crías de la tortuga laúd, la más grande del mundo. La especie se encuentra amenazada de extinción. Foto: cortesía Ministerio del Ambiente.

Por primera vez en Ecuador nacieron 38 crías de la tortuga laúd, la más grande del mundo. La especie se encuentra amenazada de extinción. Foto: cortesía Ministerio del Ambiente.

En la playa Punta Bikini del cantón Sucre, en Manabí, ocurrió una histórica eclosión de tortugas marinas Laúd. Esta especie es la más grande del planeta y, según la lista roja de especies amenazadas de la Unión internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), está amenazada de extinción. 

Según informó el Ministerio del Ambiente y Agua en un comunicado, 38 tortugas de esta especie nacieron en Manabí. Voluntarios de la Fundación Contamos Contigo reportaron a guardaparques del Refugio de Vida Silvestre Isla Corazón y Fragatas la presencia de uno de los neonatos en el nido. 

Es la primera vez que Ecuador es testigo del nacimiento de ejemplares de esta especie.

En el lugar se aplicaron protocolos para facilitar el nacimiento de las tortugas. El Ministerio del Ambiente y Agua señala que “debido a las condiciones climáticas y la arena húmeda”, personal de esta entidad y especialistas de la Conservación Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas (CIT), “sacaron a las tortugas que faltaban por emerger y registraron datos morfométricos y biométricos del cuerpo de los neonatos”. 

Tras la eclosión y la recolección de información, dice el MAE, las tortugas fueron liberadas “en horario de baja intensidad solar, colocándolas en la arena a distancia considerable del mar para que cumplan con su proceso biológico natural”.

El acontecimiento, dice Cristian Soledispa, administrador del Refugio de vida Silvestre Isla Corazón y Fragatas, “marca un hito ambiental” y muestra “los rutos de una gestión diaria de monitoreo y la ejecución de técnicas aprendidas que nos permiten cumplir con el objetivo de conservación de estas tortugas laúd que se encuentran en peligro crítico”. 

La tortuga laúd tiene el índice de reproducción más bajo de las tortugas marinas, asegura el MAE, “apenas el 50% de los huevos eclosionan”. 

La Fundación Cram, dedicada a la protección del ecosistema marino, dice que la tortuga laúd es la más grande del mundo y puede llegar a medir tres metros y pesar 800 kilos. Sin embargo, la media está en dos metros de longitud y 500 kilogramos de peso. 

Se caracterizan por la forma de su caparazón, que se estrecha en la parte posterior, y por su coloración que es “predominantemente oscura, casi negra con unas manchas blanquezinas dispersas más abundantes en el cuello, la zona ventral y en las aletas”. 

Las crías de la especie son prácticamente negras y los bordes de su aletas son de color blanco.