8 de junio de 2020 00:00

El aislamiento también afectó a perros y gatos

Karen Proaño monitorea a un gato en el área de cuidados intensivos, en el Hospital Veterinario All Pets, en Quito. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Karen Proaño monitorea a un gato en el área de cuidados intensivos, en el Hospital Veterinario All Pets, en Quito. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 4
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 2
Gabriel Flores
Redactor (I)
gflores@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Vacunaciones y cirugías que estaban programadas desde hace algún tiempo y casos de mascotas intoxicadas fueron parte de la agenda que atendió el personal médico de la clínica veterinaria Terranova, desde que Quito pasó a semáforo amarillo (3 de junio del 2020). En los primeros días las consultas fueron escasas, pero el fin de semana la afluencia de pacientes se intensificó.

Ricardo Abril, uno de los dueños de la clínica, cuenta que desde que comenzó la pandemia por el covid-19 aumentaron los casos de intoxicación y de quemaduras en las mascotas. “Las quemaduras se dan porque la gente se está confundiendo en las dosis que tiene que utilizar en relación al amonio cuaternario, que es un desinfectante, y eso está provocando quemaduras en los cojinetes de las patas y en el vientre de las mascotas”.

En relación a los problemas gastrointestinales explica que durante la cuarentena las mascotas han comido más de lo habitual porque sus dueños, al pasar más tiempo en casa, les han dado comida a la que no estaban acostumbrados.

Con esta afirmación concuerda Esteban Sotomayor, gerente de All Pets. Este veterinario añade que los problemas gastroenterológicos en las mascotas también se han incrementado por la ansiedad. “En ese estado tienden a comer cualquier cosa y se ponen un poco más agresivos. Por eso también hemos atendido más casos de mordidas entre perros”.

Con respecto a la afluencia de pacientes durante estos primeros días, afirma que se ha mantenido como en las dos últimas semanas. “Nos hemos dado cuenta que, en este tiempo las personas -por la crisis económica- han dejado de lado el cuidado de sus mascotas”.

Por su parte, Patricio Ruiz, presidente del Colegio de Veterinarios de Pichincha, coincide en que el mal manejo de desinfectantes ha provocado problemas de reacciones dermatológicas en las patas de las mascotas. Frente a este problema, el experto recomienda que solo se use agua con jabón al momento de limpiar las patas de perros y gatos.

Ruiz recuerda que el trabajo de los médicos veterinarios no ha parado durante esta cuarentena y que han atendido desde partos hasta cirugías de emergencia. “En estos primeros días con la ciudad en semáforo amarillo el trabajo se ha intensificado. Lo que recomendamos a todas las veterinarias es que se mantenga un aforo limitado y que sigan las normas de bioseguridad establecidas”.

Antes de acudir a la veterinaria se recomienda llamar para que el médico evalúe si es necesaria la visita. Si va a la clínica recuerde que es obligatorio el uso de mascarilla y la desinfección de manos y calzado.

En la sala de espera se recomienda que solo esté una persona y su mascota. Si su perro o gato está hospitalizado recuerde que las visitas también se pueden hacer por videollamada. Todas estas medidas se toman para respetar los 2 metros de distancia, recomendados por las autoridades nacionales y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (3)