¡Que viva el Quito de antaño en La Ronda!
María Elena García: ‘La inclusión beneficia a toda l…
12 días al año bajará el IVA del 12% al 8% en el sec…
Las exportaciones de arroz nacional cayeron 95% este 2021
Mera, Bagüí y Pellerano, los ‘duchos’ de la final
Vacunarse es una responsabilidad colectiva
Festival de Orquestas en la agenda de Fiestas para e…
Australia detecta el primer caso local de la variant…

El activismo y el drama judicial, en ‘Buscando justicia’

Michael B. Jordan (izq.) es Bryan Stevenson y Jamie Foxx, Walter McMillian. Foto: imdb.com

Michael B. Jordan (izq.) es Bryan Stevenson y Jamie Foxx, Walter McMillian. Foto: imdb.com

Michael B. Jordan (izq.) es Bryan Stevenson y Jamie Foxx, Walter McMillian. Foto: imdb.com

La frase “Justicia para todos” parece una declaración universal y sin objeciones, pero la película ‘Buscando justicia’ muestra que, más bien, se trata de una lucha histórica y permanente. El director Destin Daniel Cretton coescribe y dirige este drama judicial basado en el ‘best seller’ autobiográfico ‘Just Mercy’, del activista social Bryan Stevenson.

El filme sigue la historia del joven Stevenson, interpretado por Michael B. Jordan, quien después de graduarse con honores en Harvard renuncia a un prometedor futuro para mudarse a Alabama decidido a “pelear por las personas que más necesitan ayuda”.

Así conoce a un grupo de hombres condenados a muerte a los que ofrece revisar sus casos. Entre ellos se encuentra Walter McMillian, encarnado por Jamie Foxx, un obrero afroamericano acusado de matar a una adolescente blanca y a la espera de su ejecución en el corredor de la muerte.

El encuentro de estos dos personajes converge en un caso histórico marcado por la discriminación social y racial, que sacudirá los cimientos de un sistema de justicia viciado.

Video: YouTube, cuenta Warner Bros. Pictures Latinoamérica

En una escena, Stevenson es humillado por un guardia de la prisión que le obliga a desnudarse antes de poder hablar con sus clientes. En otro momento se enfrenta con el sheriff, que ni siquiera intenta ocultar su racismo, y con el fiscal que intenta desacreditarlo para cuidar su capital político.

En esas escenas, el filme pone en evidencia la batalla de David contra Goliat, donde hay imágenes de la novela ‘Matar a un ruiseñor’, que sobrevuelan constantemente.

En el recuento de lo sucedido, el director se va por el camino seguro siguiendo el curso cronológico del proceso judicial. La fotografía, como la puesta en escena se centran en la dimensión emocional y humana de los hechos.

La interpretación de Jordan siempre está emocionalmente en contacto con su aspiración de cambio, pero también con la impotencia que comparte con aquellos que han sido prejuzgados y condenados por su color de piel y su pobreza.

“Nada importa cuando se nace culpable”, dice Foxx, que es la encarnación de un hombre que pierde la esperanza. La sinergia de las actuaciones busca un efecto conmovedor, en una historia donde el mal universal es el racismo.

Daniel Cretton

El director y guionista se inició en el oficio en 2002. Seis años después ganó el Premio del Jurado en el Festival de Sundance, con el corto ‘Short Term 12’, que luego fue adaptado como largometraje. ‘Just Mercy’ se inscribe como su cuarto largometraje de ficción como director.

Suplementos digitales