Quirografarios, el producto estrella del Biess

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 14
Viernes 15 de marzo 2019

El 69% de los créditos que prevé entregar el Banco Del Afiliado (Biess) este año se concentrará en los quirografarios, conocidos también como préstamos de consumo.

Desde finales del 2018, el Biess busca diversificar el alcance de estos créditos en función del uso que los afiliados y jubilados ya daban a estos recursos. En octubre pasado se lanzaron los quirografarios productivos, destinados a jóvenes, madres cabezas de hogar, personas de la tercera edad y afiliados que buscan emprender en micro, pequeñas y medianas empresas.

En el marco del Día de la Mujer, el miércoles pasado se lanzó el quirografario para mujeres, aunque en la práctica cualquier afiliado puede acceder a préstamos, cuyo plazo será de seis y 12 meses, con tasas de interés del 9,07% y 10,07%, respectivamente. Es una tasa atractiva, considerando que en el sistema financiero privado se encuentra en el 16,5%.

El principal uso que los afiliados le dan a los quirografarios es el pago de deudas. Con menores tasas de interés se puede pagar deudas más caras, lo cual alivia el bolsillo del afiliado.

La menor tasa y las características propias de los quirografarios del Biess (entrega inmediata y sin la necesidad de garante) hacen prever que la demanda de estos créditos aumentará, lo cual tendrá dos efectos.

Por un lado, habrá un mayor impulso al consumo de bienes y servicios, en un año donde el ajuste fiscal afectará el crecimiento económico.
Para que la economía crezca se necesita, entre otras cosas, de mayor consumo por parte de los hogares y el acceso al crédito en fundamental. Por eso el Gobierno también prevé aumentar las reservas internacionales con recursos que llegarán del FMI, porque permitirá que la banca juegue un papel más activo en el otorgamiento de crédito para el consumo y la producción.

Por otro lado, el Biess necesitará entregar más quirografarios porque es probable que baje su meta de colocación de hipotecarios. La tasa de morosidad de estos últimos viene aumentando y se prevé aplicar requisitos más rigurosos.