El Mundial Junior de Judo convoca en Guayaquil a 65 delegaciones

Judocas de 65 países compite en Guayaquil en el Mundial Junior. Foto: Twitter @fejecuador

El Mundial Junior de Judo reunirá en Guayaquil a unos 400 participantes de 65 países, con yudocas de Japón, Francia y Azerbaiyán entre los principales favoritos. Los combates empezarán el miércoles 10 de agosto del 2022.

El presidente de la Federación Ecuatoriana de Judo (FEJ), Roberto Ibáñez, señaló que "cada país tiene su potencial" y deseó "que este Mundial sea todo un éxito" durante los cinco días de combates, del 10 al 14 de agosto.

El directivo, que también preside la Federación Deportiva del Guayas, resaltó la aceptación que ha tenido la organización del Mundial junior de judo, que se refleja en la cantidad de países participantes, que esperarán el sorteo de este martes para comenzar la competencia el miércoles.

El torneo se efectuará en el coliseo cubierto Voltaire Paladines Polo, junto al estadio de fútbol Alberto Spencer y contiguo a la sede del Comité Olímpico Ecuatoriano (COE).

El campeonato Mundial Junior de Judo se desarrollará en hombres dentro de las categorías de -60, -66, -73, -81, -90, -100 y +100 kilos, mientras que en las mujeres será en -48, -52, -57, -63, -70, -78 y +78 kilos.

Las delegación más numerosa es la anfitriona de Ecuador con 28 integrantes, seguido de Japón y Francia, con 18 cada uno; Italia y Kazajistán, con 17; y Brasil y Estados Unidos, con 16.

En total hay siete yudocas europeos que llegan a Guayaquil con la intención de repetir su título mundial ganado en octubre pasado en Olbia (Italia).

Es el caso de la italiana Assunta Scutto (-48 kilos), el georgiano Giorgi Sardavalashvili (-60 kilos), la francesa Chloe Devictor (-52 kilos), la neerlandesa Joanne Van Lieshout (-63 kilos), la española Ai Tsunoda Roustant, la alemana Anna Monta Olek y el húngaro Peter Safrany (-90 kilos).

Roberto Ibáñez aseguró que se ha logrado llegar hasta esta instancia gracias al apoyo que está brindando el Gobierno nacional, que preside Guillermo Lasso, a través del Ministerio del Deporte, el apoyo de la Alcaldía de Guayaquil, la Prefectura del Guayas y de empresas privadas.

"La organización nos llevó un año para dejar todo listo dentro de las altas exigencias de la Federación Internacional de Judo, que asume el control total porque es un evento de ellos, por lo que el trabajo ha sido titánico para poder organizar el sexto campeonato oficial que tiene la historia del deporte ecuatoriano", dijo Ibáñez.

Suplementos digitales