Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 31 de julio del 2021
Riobamba, en campaña para reactivar el turismo
Paseo Agroecológico de Guápulo se hace con emprendedores
Jóvenes se preparan para el nuevo examen Transformar
La Asamblea Nacional debate la legalización de lotes…
Arancel baja desde este 1 de agosto para bicicletas,…
Íñigo Salvador: ‘Hay entidades en donde campea la co…
La viuda de Jovenel Moise dice que considera postula…

Hija de Maradona se opone a que se subasten pertenencias de su padre

Hija de Maradona se opone a que se subasten las pertenencias de su padre

Gianinna Maradona, hija del fallecido Diego Maradona, se opuso a que se subasten los bienes del campeón del mundo con Argentina en México 1986 y le pidió a sus hermanos que permitan la construcción de un monumento del astro del fútbol para que “todos puedan ir a dejarle una flor”.

“Si fuese por mí no vendería ni subastaría nada de mi papá. Nadie quiere reunirse, nadie quiere hablar por privado, solo necesitan estar en la tv diciendo boludeces”, sostuvo Gianinna Maradona, de 32 años, a través de su cuenta de Twitter.

Según informaron fuentes judiciales a la prensa local, varios bienes y objetos que pertenecieron al exfutbolista serán subastados y el dinero se dividirá entre sus cinco hijos y herederos: Diego Maradona Sinagra (34 años), Dalma Maradona (34 años), Gianinna Maradona (32 años), Jana Maradona (25 años) y Diego Fernando Maradona (8 años).

Gianinna Maradona también le pidió a sus hermanos que permitan la construcción de un monumento para homenajear al astro del fútbol.

“Ojalá puedan y quieran firmar para poder hacerle el memorial que él se merece aunque no sea redituable en guita (plata). No todo pasa por eso muchachos. Él se merece que todos puedan ir a dejarle una flor, él se merece todo. Ojalá todos lo comprendan”, sostuvo.

El excapitán y exseleccionador de Argentina falleció el 25 de noviembre de 2020 a los 60 años.

La autopsia determinó que murió como consecuencia de un “edema agudo de pulmón secundario a una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada” y se descubrió una “miocardiopatía dilatada”.

Su cuerpo fue enterrado en un cementerio privado de la provincia de Buenos Aires.