Alcantarillado colapsó por las lluvias en La Armenia
Gobierno y Frente Unitario de Trabajadores miden fue…
El seguimiento tras la vacunación a los niños es clave
Lasso ordena que todas las mercancías pasen por un s…
Sismo de 3.5 grados en Alausí se sintió en Guayaquil
Detienen en México a Rodrigo Granda, exlíder de las FARC
Audiencia contra Ola Bini se posterga nuevamente
Nueva York enfrenta brote de una enfermedad causada …

Jugadores del Guayaquil City emitieron un comunicado

Foto referencial de un partido de Guayaquil City. Foto: Twitter del club

Los jugadores del Guayaquil City emitieron un comunicado a través de los canales oficiales del club respaldando lo expuesto por su presidente, Iván Mendoza. El directivo denunció en su cuenta de Twitter la forma en cómo sus futbolistas fueron amedrentados por Carlos Orbe.

Tras el cotejo ante el 9 de Octubre, sus jugadores le informaron que el colegiado les dijo que no reclamaran y que mejor le dijeran a su presidente que pague lo que les debe.

No me reclames hermano, primero dile a tu presidente que nos pague”, “no me pidas que ponga spray si tu presidente ni nos paga, primero que nos pague”, publicó el presidente Mendoza.

Tras varios reclamos y pronunciamiento de los colegiados, los futbolistas decidieron responder con un comunicado oficial. Ahí reconocen que sí hubo amedrentamientos. Repitieron lo que les habría expuesto el central y cómo fue su actitud.

“Notros entendemos que los señores árbitros son seres humanos y pueden cometer errores dentro de un partido de fútbol o incluso tener una apreciación distinta a la de los jugadores de una jugada determinada. Lo que si no vamos a entender es que nos acuden de deberles o utilizar el VAR de celular de un fisioterapeuta del equipo rival para anularnos una jugada, como sucedió en el partido ante Técnico Universitario”, dice el comunicado que fue leído por Horacio Salaberry.

Los colegiados han hecho su reclamo por la deuda que existe de parte de la LigaPro. Sin embargo desde este organismo ya aseguraron que se canceló una parte y se llegó a un acuerdo de pago de la otra. Esto, después de que se paralizara el torneo por una huelga de la Asociación Ecuatoriana de Árbitros de Fútbol.

Suplementos digitales