Baja exportación de hortalizas frenó el crecimiento …
La atención al adulto mayor implica un alto costo
1 de cada 10 habitantes de calle en Quito adolece de…
Los fuertes oleajes causaron 30 emergencias en Ecuador
Inversión pública de Ecuador en enero de 2023 fue la…
Resultados de elecciones 2023, ¿cuándo se conocerán?
Acoso sexual en redes acecha a los jóvenes en Ecuador
Fuertes incendios en Chile provocan al menos 12 muertos

El COE tiene dudas del regreso del público al campeonato

Juan Zapata, presidente del COE nacional, indicó la autorización del regreso de hinchas a los estadios de fútbol está regulada por las intendencias de Policía y las comisarías que son parte del Ministerio de Gobierno y por el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos. Foto: EFE

Juan Zapata, presidente del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional, considera que aún se deben analizar varios temas antes de hablar sobre el regreso de hinchas a los estadios, para los partidos del campeonato ecuatoriano.

El organismo tiene en su poder el pedido que realizó Barcelona y otro de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, que buscan tener aforos reducidos en sus partidos por la Copa Libertadores y las eliminatorias mundialistas, respectivamente.

Sin embargo, Zapata considera que para dar el paso a los partidos del torneo local, se deben perfeccionar los protocolos sanitarios.

"En el caso de LigaPro hay que ser más minuciosos porque ya es a nivel nacional y ahí el Ministerio (Salud) ha sido claro: hay que examinar las provincias que tienen un 80 y 85% de su población vacunada (contra el covid-19)", dijo Zapata.

Entre tanto, la LigaPro ya delinea su protocolo sanitario, que se presentará al COE el próximo 27 de septiembre. En este documento se consideran ventas de entradas electrónicas, la creación de un registro de hinchas y la obligatoriedad de estar vacunados ante la enfermedad respiratoria o contar con pruebas PCR negativas.

Otra de las consideraciones de la LigaPro, es evitar el ingreso de barras organizadas a los estadios, así como la prohibición de contar con hinchadas visitantes en los escenarios.