Rumania se suma a EE.UU. y Reino Unido y acusa a Irá…
El Papa retoma las audiencias generales tras su oper…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 2 de agosto del 2021
El Ejecutivo remitirá dos pro formas este 2021
En Ecuador se habla sobre restricciones para no vacunados
Las comunas del cantón Urcuquí se organizan en contr…
La gobernabilidad de Quito está a prueba en el Concejo
El informe del caso Celi tendrá nueve componentes

Colombia empata en el final y salva un punto ante Argentina

El jugador Lionel Messi (c) disputa el balón con Mateus Uribe en el cotejo entre Argentina vs. Colombia. Foto: EFE

Colombia y Argentina empataron 2-2 este martes 8 de junio del 2021 en Barranquilla en un partido en el que el combinado cafetero logró salvar un punto tras estar abajo 0-2 en apenas 8 minutos

La ‘Albiceleste‘ aprovechó dos errores para ponerse arriba y los cafeteros igualaron en la agonía con ímpetu.
En el minuto 3 Cristian Romero abrió el marcador con un cabezazo y Leandro Paredes amplió en el minuto 8.

La humedad y el calor de Barranquilla se unieron a la entrada del delantero del Atalanta Luis Fernando Muriel y Argentina se vio superada por primera vez en el partido.

Para el segundo tiempo los cafeteros salieron con todo a buscar el empate y en una falta en el área chica de Nicolás Otamendi contra Matheus Uribe en el minuto 51, que el árbitro chileno Roberto Tobar concedió como penalti.
Muriel anotó el descuento.

Cuando el partido parecía caso juzgado un centro de Juan Guillermo Cuadrado fue conectado de cabeza por Miguel Borja para igualar 2-2 en el minuto 94.

Antes del partido:
Un grupo de manifestantes se enfrentó este martes 8 de junio del 2021 con la Policía en inmediaciones del estadio Metropolitano Roberto Meléndez que volvió a recibir público en el partido entre Colombia y Argentina, de las Eliminatorias Suramericanas al Mundial de Fútbol de Catar.

En redes sociales circularon videos en los que grupos de jóvenes se enfrentaron con el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) que les impidió llegar hasta el estadio.

Gritos, carreras y gases lacrimógenos fueron la constante de estas escenas que dejaron al menos 46 personas detenidas, según reportes recibidos por la ONG Campaña Defender la Libertad un Asunto de Todas.

Previo al partido la Policía hizo dos allanamientos en viviendas del municipio de Soledad, perteneciente al área metropolitana de Barranquilla, en donde halló escudos artesanales, botellas de vidrio, con las que se fabrican cócteles molotov, guantes, gafas de protección y mascarillas con filtro.

Barranquilla dispuso de un robusto esquema de seguridad con 4.500 policías, para garantizar la seguridad en la ciudad y que el partido pueda llevarse a cabo sin problemas.

Mientras esto ocurría, los que estaban felices eran los comerciantes de los alrededores del estadio que alistaron comidas, bebidas, camisetas, gorros y banderas para vender y ser parte activa de la reapertura de la economía dispuesta por el Gobierno colombiano.

“Que vuelva el público al Metropolitano es importante para nosotros porque nosotros dependemos de este estadio. Nosotros ahora mismo estamos en nada, mientras no llegue público al estadio no se reactivan los negocios de nosotros”, dijo en redes sociales Gilio Quiroz, un comerciante que sacó camisetas de la selección colombiana para venderlas.

El Gobierno colombiano aprobó un decreto en el que permitía la “reactivación” desde el 1 de junio, donde disponía las bases para una activación de la economía acelerada y segura con el fin de estimular la generación de empleo, uno de factores que puede mitigar la pobreza en la que está sumida el país y que ha originado protestas en todo el país desde el pasado 28 de abril.

Gracias a esa medida gubernamental se autorizó el ingreso de 10.000 personas al partido de eliminatoria en la ciudad caribeña de Barranquilla, elegida por las autoridades para hacer el piloto de la reapertura dada las condiciones sanitarias favorables.

Omaira García, una vendedora informal de jugos, refrescos, gorras y banderas dijo sentirse “bien porque vamos a ganar platica, porque pese a que salíamos no había gente“.

A su voz se sumó la de Adonai Cataño, quien no veía la hora de que se autorizara el ingreso de público al escenario deportivo porque con ello regresa la gente y eso “nos favorece, especialmente en los partidos de Junior o de la Selección” porque, explica, mejoran las ventas no solo de él sino de otros comerciantes casi asfixiados por las restricciones impuestas por el Gobierno para atajar la expansión del coronavirus.