Textos breves sobre cine. Twitter: @andrescardenasm. Instagram: @andrescardenasmatute
Andrés Cárdenas Matute
Estudió periodismo en Ecuador y Chile. Ha escrito para periódicos y revistas de Ecuador, Colombia y España. Actualmente vive en Italia, en donde realiza estudios de doctorado sobre filosofía del cine.

Nomadland (2020)

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Miércoles 03 de marzo 2021

Nomadland es otra perla rara de Chloé Zhao. Había visto The Rider (2017) por casualidad: esa melancólica película en la que el protagonista, un campeón de rodeo que tuvo un accidente y no puede volver al ruedo, es protagonizada por un campeón de rodeo que tuvo un accidente y no puede volver al ruedo. Ahora repite ese territorio de tregua entre lo real y lo ficticio. Nomadland narra la historia de una mujer que, habiendo perdido a su marido y a su pueblo tras el cierre de la única industria, se lanza a vivir en su propia furgoneta por las carreteras del oeste. Gran parte del personal de la película vivió cuatro meses en caravana grabando a Frances McDormand ser escoltada por un coro de personajes secundarios, no profesionales, que son nómadas. Zhao extrae la información de una investigación periodística en la que se muestra a esta comunidad, muchas veces obligada a vivir en esa condición llegar a la vejez sin una pensión o por no poder pagar ningún alquiler. La adaptación es brillante, humana, con el tono adecuado que trasciende con creces lo político. El peso de la película está en la manera como Zhao filma la naturaleza. La directora cuenta que en algún momento se dio cuenta de que las películas de Terrence Malick conseguían algo especial con la naturaleza, conseguían hacernos experimentar que somos parte de algo más. Ella también lo consigue. Tal vez por eso en su película los nómadas no se despiden, ni siquiera de los que mueren. Porque, como señala la dedicatoria final, todos nos reencontraremos en el camino.