Textos breves sobre cine. Twitter: @andrescardenasm. Instagram: @andrescardenasmatute
Andrés Cárdenas Matute
Estudió periodismo en Ecuador y Chile. Ha escrito para periódicos y revistas de Ecuador, Colombia y España. Actualmente vive en Italia, en donde realiza estudios de doctorado sobre filosofía del cine.

The Farewell (2019)

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 7
Sábado 17 de octubre 2020

Lo que pasa en The Farewell, una de las películas revelación el año pasado, es aparentemente poco. Billi, una chica que vive en Nueva York, viaja a China para una reunión familiar sorpresa: se trata de la última vez que estarán todos juntos con Nai Nai, la abuela, a quien recientemente diagnosticaron un cáncer. Con el pequeño detalle que, entre todos, decidieron “ahorrarle” esta información a la anciana. Punto.

¿Cómo una trama tan sencilla –sin giros ni suspenso ni nada– consiguió conquistar a tantos críticos y a tanto público por igual? Además de que se beneficia de un amable tono de comedia nostálgica –después de todo, es una historia de personas que han dejado su tierra– lo que da vigor al relato es un sinnúmero de detalles familiares –“manners”, diría Flannery O’Connor– que la hacen universal: ese verte patético practicando los ejercicios matutinos con tu abuela, las nalgadas de la mujer anciana que piensa que tienes seis años eternamente, el dinero regalado a escondidas para que te compres algo que no sea de primera necesidad…

Cautiva la delicada imaginación-memoria de Lulu Wang para escribir un texto basado en su vida y cautiva también su mirada al grabar la película en la misma casa de su abuela.

La canción escogida para el final, “Come healing”, originalmente compuesta por Leonard Cohen, es un himno penitencial de quien busca ser curado. Porque tal vez regresar –a tu origen, a tu tierra, a tus abuelos– siempre es purificarse.