El ‘sexting’ entre adolescentes: ¿por qué se envían …
Al menos cinco muertos y 44 heridos en varios terrem…
El papa Francisco se reunió con Elon Musk
Los misteriosos ‘Peaky Blinders’ que atr…
Fallece en Guayaquil Francisco Huerta Montalvo
Imágenes: Quito repara los daños que quedaron por el paro
Cuenta regresiva
El Gobierno tiene la oportunidad para reconciliar po…

Mafias intensifican sus reclutamientos para enviar droga por el mar

En los puertos de Santa Elena desconocidos ofrecen sumas de dinero para que trasladen alijos de droga. Foto: El Comercio

La consigna es clara. “Si logras llevar el cargamento a Centroamérica te pagamos entre USD 30 000 y USD
50 000”. Ese es el ofrecimiento que han recibido en las últimas semanas pescadores de Esmeraldas, Santa Elena y Manabí. 

En territorio manabita se ha confirmado que la tentadora propuesta ya ha sido aceptada. De hecho, los nombres y rostros de dos ecuatorianos aparecieron hace nueve días en las noticias de El Salvador.

Este país centroamericano informó que detuvo en sus costas a tres personas que trasladaban cerca de una tonelada de cocaína en una lancha rápida. Dos de los involucrados eran de Manabí.  

Jóvenes vulnerables

En Jaramijó la gente aseguró conocer a los dos nacionales. “Son pescadores artesanales. Son jóvenes, no tienen recursos económicos. Seguro aceptaron porque la pesca está mal y al final tienen familias que alimentar”, dice un dirigente que no revela su nombre.  

Ocultar su identidad es la única forma que tienen para resguardarse de las represalias de mafias que los acechan. “Vienen a los puertos con bolsos llenos de dinero. Nos muestran y nos dicen que si aceptamos toda nuestra familia va a estar segura, pero eso es mentira. Los más jóvenes sí se arriesgan. Los que tenemos más años ya no creemos”. De hecho, en Jaramijó hay una asociación de familiares de pescadores detenidos en Estados Unidos y Centroamérica.  
Los miembros de este colectivo aseguran que en los años de pandemia han confirmado que una docena de pescadores han sido capturados en Centroamérica.

Antinarcóticos de Ecuador confirmó este dato. Esta dependencia ha recibido reportes de otros agentes de Inteligencia y dicen que en el último año ya han detectado a redes de captación de mafias en los puertos artesanales.

Para la Policía, las altas recompensas que les ofrecen sí son reales. Los carteles colombianos y mexicanos envían emisarios a las poblaciones para reclutar a sus nuevos pilotos.   Según los reportes oficiales, las mafias pueden destinar hasta USD 200 000 para la tripulación que lleva la droga en las lanchas. Ese rubro es mínimo si se compara con las ganancias que obtienen por la venta de los alcaloides. Por ejemplo, el cargamento que les incautaron a los dos ecuatorianos en El Salvador estaba valorado en más de USD 20 millones.  

El vecino del norte en el radar

De allí que en Colombia también han sido detenidos ecuatorianos con más droga. Exactamente, hace 17 días en el Putumayo y en Tumaco fueron interceptadas dos lanchas con más de 1,7 toneladas de alcaloides. Las investigaciones determinaron que la droga tenía como destino Centroamérica y México.   Según la información de los agentes colombianos, las cargas ilegales pertenecían a una zona controlada por el bloque occidental ‘Alfonso Cano’, de las disidencias de las FARC. 

Pero estos hechos no son aislados. Las asociaciones de los pescadores de las tres provincias calculan que más de 1 500 pescadores estarían en cárceles extranjeras.  

Por eso, la Policía ha unido esfuerzos con Interpol para determinar las nuevas rutas que el negocio del narcotráfico está abriendo y los nuevos mercados.   Sus registros develan que Europa se convertirá en el nuevo destino. En el último año, un 40% de la droga que salió de Ecuador fue destinado a Bélgica, Holanda, Italia y España.  Para llegar a estos destinos, las mafias utilizan distintos puertos.