Gobierno evalúa riesgos de nueva variante de coronav…
Conaie dice que no irá a diálogos sin resultados
Director y guía de la cárcel de Guayaquil, despedido…
Animada jornada de compras en Guayaquil por extensió…
Arte y artesanías en los corredores culturales
La formación de un ‘tornado’ sorprendió a Quito
408 plazas, en Zona Azul para motocicletas en Quito
Leyes para uso progresivo de la fuerza y seguridad p…

Asesinatos se duplican entre 2020 y 2021 en Ecuador

El sábado 16 de octubre del 2021, en el Beaterio (sur de Quito), un hombre recibió un disparo en la cabeza. Foto: cortesía

Los videos se difunden de forma masiva a diario en las redes sociales y generan conmoción. Asaltos, robos, ataques con armas de fuego en locales comerciales. Gente agredida a golpes en la calle mientras le arrebatan sus pertenencias, balaceras, atracos en taxis o buses.

Pese a que el Gobierno ha reiterado que la seguridad es una prioridad, las cifras muestran un aumento de los delitos de forma global: desde enero hasta agosto del 2020 hubo 12 475 robos a personas, mientras que en el mismo período de este 2021 se registraron 16 017. Es decir, un aumento del 28,4%, según datos del Ministerio de Gobierno.

En el caso de los robos a viviendas también se ve una subida: de 4 461 el año pasado a 5 178 este 2021 (16%). En lo que respecta a la sustracción de vehículos, el año pasado fueron 2 676 y en este año se reportaron 4 231 casos (58%).

De igual forma, los asesinatos, cuyos autores tienen la intención de quitar la vida a una persona, se duplicaron en el período analizado. Las provincias más preocupantes se concentran en la Costa, encabezadas por Guayas, Manabí, El Oro y Los Ríos, Esmeraldas. En la Sierra están Azuay y Cotopaxi.

De los 1 213 asesinatos perpetrados en los primeros ocho meses de este año, 952 se ejecutaron con armas de fuego, seguido muy por debajo de armas blancas.

Un reciente hecho causó indignación en la población, cuando un adolescente murió por una bala perdida en un restaurante ubicado al sur de Guayaquil. La tarde del domingo 17 de octubre del 2021, dos ladrones sorprendieron a los comensales y uno de ellos disparó al policía que se encontraba en el lugar y trató de impedir el asalto. Se produjo un cruce de balas y tres proyectiles impactaron al chico que almorzaba en el local junto con su familia.

Consternado, el padre del joven contó que una bala le penetró a la altura del corazón. Dos tiros más le impactaron en el brazo y la costilla. “Al traerlo al hospital, él venía en mis brazos y no podía respirar por más que intenté reanimarlo, no tenía signos vitales”.

Un día antes, en el sector del Beaterio, sur de Quito, la Policía encontró a un hombre con un disparo de bala en la cabeza. Este hallazgo se dio luego de que se diera una persecución entre un policía motorizado y cinco sospechosos de un choque en las calles Pedro Vicente Maldonado y Julio Andrade.

En las calles y barrios del país, la gente pide a la Policía Nacional un mayor compromiso frente al auge de la delincuencia. Manuel Moya, presidente de la Federación de Barrios del Ecuador, que representa a 18 organizaciones, manifestó que entre los moradores hay malestar por la falta de respuesta de las autoridades. “Hemos tenido la presencia de militares en los operativos de control de armas, pero hasta eso es insuficiente”, manifestó.

En algunos sectores de Quito, los moradores se han organizado para realizar rondas de patrullaje con la finalidad de frenar la delincuencia.

Por ejemplo, Ivonne Peñaherrera dirige las brigadas en el barrio Pío XII, en el sur de la capital. Dice que en la Policía hace falta mejorar las estrategias de prevención. “Los cambios constantes de comandantes nos perjudican porque modifican las estrategias de seguridad con las que íbamos trabajando”.

Para Diego Pérez, catedrático en temas de Seguridad del Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN), en la actualidad existe una pérdida en la capacidad de control por parte del Estado, lo cual influyó en el incremento de los delitos. Con base en datos oficiales, asegura que los 51 000 efectivos con los que cuenta la Policía son insuficientes para cubrir la demanda en el país.

A su criterio se requieren 57 000 policías para cumplir con el estándar de 1,8 por cada 100 000 habitantes que señala las Naciones Unidas.

En su comparecencia en la Asamblea, el 7 de octubre, la ministra de Gobierno, Alexandra Vela, descartó una violencia generalizada, por cuanto solo ocho territorios concentran el 84% de los hechos de violencia criminal.

Según la funcionaria, esto se centra en los distritos metropolitanos de Guayaquil y Quito, la subzona Guayas, El Oro, Los Ríos, Esmeraldas, Manabí y en los centros de rehabilitación social.

Destacó que se implementan planes inmediatos a mediano y largo plazo. Una de las acciones que se ejecuta a escala nacional direccionadas por el Ministerio de Gobierno, son las que se desarrollan desde los Comités de Seguridad Ciudadana, liderados por los Gobernadores en las distintas provincias. Hasta el momento ya se han instalado 39.

También se construye el Plan de Fortalecimiento y Modernización de la Policía, para lo cual se hará una inversión que permita renovar el equipamiento, uniformes, vehículos, infraestructura, tecnología y dotamiento de vivienda fiscal al 2025.

Destacó que, en lo que va del 2021, se han incautado de 132 toneladas de drogas. Además, que la lucha permanente contra la delincuencia organizada ha permitido desarticular 1 220 bandas, detener más de 70 000 delincuentes e incautarse de 5 836 armas de fuego y 69 335 municiones.

Suplementos digitales