Calma en la Universidad Central en el día 15 de movi…
¿Cuál es la importancia de la vía Calacalí?
Momentos de tensión se vivieron en los exteriores de…
Unes y Pachakutik arremetieron contra ministros por …
Locales comerciales del Puente del Guambra afectados…
Gobierno no acoge reducción de 40 centavos a combustibles
Aceite popular será hasta un 20% más económico
Reemplazo de alimentos y yapa ofrecen mercados de Gu…

128 peatones fueron atropellados en Quito de enero a abril del 2022

Señalética en mal estado en la avenida Mariscal Sucre, junto al Centro Comercial Atahualpa. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

La Iniciativa Bloomberg de Seguridad Vial Global señala que a escala mundial 1,35 millones de personas pierden sus vidas en las vías cada año y hasta 50 millones más resultan heridas a causa del tráfico vehicular. Este tipo de siniestros en calles, avenidas y carreteras son el principal motivo de muerte violenta en jóvenes de 18 a 29 años en todo el mundo.

Quito no es inmune a este tipo de problemática. En lo que va del primer cuatrimestre de 2022, la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) reporta 128 personas atropelladas. 51 más en relación con el 2021 que se registraron 77. En el 2020 fueron 126.

Karina Gallegos, vicepresidenta de la Asociación de Peatones de Quito, considera que, si bien esas son las cifras oficiales, existe un subregistro; por lo que asegura que los números reales son superiores. “Estas muertes no solo son trágicas para las familias, sino que se pueden prevenir con adecuadas intervenciones”, dice.  

Explica que en la capital no hay una planificación y una visión clara de las necesidades del peatón. La prioridad de las autoridades municipales es controlar el tránsito vehicular, pero no hay una preocupación para dar seguridad al transeúnte, expone.  

Los peatones no son quienes mayormente causan los accidentes. La imprudencia del transeúnte está en cuarto puesto entre los motivos para siniestros de tránsito mientras que la primera es la impericia del conductor.

Según el informe de la Iniciativa Bloomberg de Seguridad Vial Global se explica que cuando un vehículo va a 60 km, la persona atropellada tiene un alto riesgo de muerte, mientras que al transitar a 40 km, el auto logra frenar a tiempo y evita la emergencia. La velocidad excesiva ocasiona el 85% de muertes de peatones y ciclistas, pues estos últimos se encuentran en el grupo vulnerable en siniestros de tránsito.  

Entre las causas  

El exceso de velocidad es el principal factor de riesgo identificado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como responsable de muertes y lesiones en el tráfico. Gallegos sostiene que al exceso de velocidad se suma la falta de mantenimiento de las veredas lo que perjudica a todos los habitantes de la ciudad. “Una acera que tiene maleza o en mal estado es un lugar idóneo para que se produzca un accidente porque los peatones no ven donde pisan”, sostiene.   

Señal de tránsito en mal estado en la avenida Mariscal Sucre. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Además, las veredas son utilizadas como estacionamientos de autos y de bicicletas o como una extensión de los locales comerciales que colocan vallas publicitarias. “Esto ahonda aún más los problemas de movilidad de los peatones y los obligan a que deban caminar por la calle, volviéndolos más vulnerables frente a los vehículos, por esta razón el Municipio tiene que invertir en el tema de infraestructura peatonal y de ciclistas”, dice. 

Los jóvenes son las principales víctimas 

Mayra Naranjo tiene 20 años, su casa está ubicada en el barrio San José de Monjas, sur de Quito. Para trasladarse a su trabajo ubicado en el sector de Solanda debe caminar alrededor de unos 10 minutos por la calle Francisco Matiz para tomar el bus en la avenida Napo.  

Hace dos meses un auto la atropelló, desde entonces su vida cambió. El choque le fracturó una pierna y tuvo que dejar su trabajo para poder acudir a sus sesiones de rehabilitación.  

“Cuando repavimentaron la calle Francisco Matiz se olvidaron de construir veredas, varias personas que transitan por el lugar se han salvado de ser atropelladas, pero yo no corrí con la misma suerte. Solicito a las autoridades que den una solución y así evitar que esta tragedia se repita”, señaló.  

Por otro lado, para Pamela Villacrés, directora de Ingeniería de Tránsito de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) también existe la corresponsabilidad ciudadana y existen casos de personas que no respetan las señales viales. “Hasta abril de 2022, existieron 19 peatones multados por no respetar las señaléticas, podemos hacer una relación con el año 2020 y 2021 en el mes de abril donde el número de los infractores fue de 40 respectivamente”. 

La razón del aumento durante esos años fue la escasez de movilidad de automotores y las leyes de restricción vehicular causados por la pandemia. 

Acciones para disminuir las pérdidas humanas 

Para Jimena Romero, especialista en Seguridad Vial, para reducir los índices de atropellamientos es importante que las autoridades realicen un análisis de los puntos críticos, de las causas de los siniestros y de esta forma se pueden plantear soluciones.   

Además de reforzar los controles en los puntos donde se registra mayor siniestralidad, dice, se debe ejecutar campañas de seguridad vial de manera constante. “El gobierno debe invertir en campañas basadas en evidencias que contenga un mensaje claro, se debe ver esta problemática como un tema de salud pública”. La experta se refiere al mejoramiento de la infraestructura para todos los usuarios de las vías.  

#Videos | Dos siniestros de tránsito se produjeron en la avenida Simón Bolívar, este viernes 28 de enero. Uno de los conductores no se encontraba en el lugar del incidente » https://bit.ly/3KRw4BT

Posted by El Comercio on Friday, January 28, 2022