Corte Constitucional declara constitucionalidad del …
Autor del tiroteo del 4 de julio en EE.UU. planeó un…
La Asamblea Nacional investigará posibles vulneracio…
Ministros mantienen reunión antes de diálogo con los…
¿Qué derechos de las niñas se vulneran en Ley de abo…
Lo que se sabe del primer caso de viruela del mono e…
Organizaciones y gremios médicos intervienen en la A…
Iglesia Católica en Austria permite casarse a los ho…

Picos, palas y carretillas se requieren en mayor número como donaciones

Residentes de La Comuna y La Gasca, junto a militares, policías, trabajadores municipales y voluntarios realizan la limpieza para remover los escombros que dejó el aluvión en Quito. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

En la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Central del Ecuador (UCE) se guardan las carretillas y demás herramientas que fueron donadas para limpiar las zonas afectadas por el aluvión en La Comuna y La Gasca, en el noroccidente de Quito.

Allí también se instaló el Puesto de Mando Unificado (PMU) en el que se coordinan las acciones para distribuir las donaciones entre los damnificados y desde allí se monitorea el lugar durante las 24 horas. Hasta ese punto han llegado vituallas y alimentos no perecibles, pero las autoridades señalan que este jueves 3 de febrero del 2022 lo que más se necesitan son palas, picos, azadones, carretillas, rastrillos y escobas para continuar con las tareas de limpieza. 

Las muestras de solidaridad han llegado de todos lados, explica Gina Durán, directora de Gobernabilidad de la Secretaría de Seguridad del Municipio. Por ejemplo, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) entregó 47 carretillas, 95 pares de botas, 100 palas, 50 picos, 100 ponchos de agua y 100 pares de guantes. Esos implementos fueron distribuidos entre militares, policías, agentes metropolitanos y otros voluntarios que colaboraron en la zona cero de la tragedia. 

¿ES UNO DE LOS AFECTADOS POR EL ALUVIÓN? DEJE SU MENSAJE EN ESTE LINK

La funcionaria acotó que también se acercaron decenas de vecinos para obsequiar ese tipo de implementos. Otras personas optaron por llevar sus propias herramientas para retirar la tierra que se acumuló en las viviendas, calles y aceras. “Nuestra gente trajo sus palas y equipos de triaje en salud. Llegamos con voluntarios de otras parroquias de la provincia”, dijo Julio Toroche, coordinador nacional de la organización Etnias.

Carolina Garzón llevó una pala por su cuenta con la que ayudó a sacar lodo de las viviendas. “Duele ver que va a ser muy duro que la gente salga de esta situación por sí sola. En estas situaciones he visto que el pueblo ayuda al pueblo”.

La empresa privada también colaboró. 17 funcionarios del Grupo Ferretero Trujillo llegaron a La Comuna para sacar los escombros con sus propios equipos. Cristian Vizuete, gerente comercial de esa compañía, manifestó que con sus socios comerciales de Colombia, Ecuador y Perú donaron herramientas.

El empresario acotó que en el PMU entregaron palas, escobas y botas de caucho. Pasado el mediodía, ellos llegaron a La Comuna y colaboraron en una casa que terminó completamente destruida por la fuerza del lodo que bajó desde la quebrada El Tejado. “Nos juntamos para ayudar a nuestros hermanos afectados”. 

También obsequiaron botas de caucho. El jueves por la mañana, un grupo de militares utilizó ese calzado y se trasladó a diferentes puntos afectados. Unos soldados se quedaron en la avenida La Gasca, mientras que otros avanzaron hacia la cancha de ecuavóley de La Comuna para sacar tierra, rescatar cadáveres y retirar los troncos de árboles que se incrustaron en las viviendas

Gracias a la voluntad de la gente, Durán manifestó que hasta el momento se han donado aproximadamente cientos de palas, escobas, carretillas que se han entregado a las mingas comunitarias. También se recibió ayudas de Imbabura, Guayaquil y otros cantones del Ecuador. Equipos interinstitucionales se encargan de distribuir las donaciones. 

Controles de seguridad

En la Alcaldía se indicó que el COE Metropolitano ha adoptado medidas urgentes por la presencia de la delincuencia en La Comuna y La Gasca, por lo que se implementaron dos cercos de seguridad en la zona cero.

El primero se sitúa en La Comuna, en las calles José Berrutieta y N24. El segundo en las vías Antonio Herrera, José Berrutieta, Enrique Richter y Albornoz. Estas zonas de exclusión serán controladas por la Fuerzas Armadas, la Policía Nacional y los agentes metropolitanos.

“Ninguna persona que no tenga autorización del Puesto de Mando Unificado (PMU), podrá ingresar a esa zona. Para efectos de control se emitirán salvoconductos”, expresó el alcalde Santiago Guarderas.

La recolección de basura se realizará en horas de la mañana y la tarde. Las brigadas que evalúan y realizan labores de censos, así como las médicas serán acreditadas por el PMU.