La hospitalidad sedujo a extranjeros para vivir en Canoa
Clientes de Uber siguen pagando IVA de la factura to…
La cuenta de viáticos en la Asamblea pasó de USD 9 6…
401 siniestros de tránsito en la Mariscal Sucre y Si…
Fiscal tiene la ruta de pagos ilegales de hermanos Celi
A 25% de niños le falta recibir vacunas regulares
Un terremoto de magnitud 5.9 sacude el sureste de Australia
Joven cayó en una alcantarilla y quedó inconsciente …

92 guardias de seguridad vigilan al interior de las unidades del Trolebús y Ecovía

Los agentes vigilan que la gente utilice de forma adecuada la mascarilla, se cumplan los aforos y se respete el distanciamiento social. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

La Empresa Pública Metropolitana de Transporte de Pasajeros del Municipio de Quito destinó 92 guardias para vigilar al interior de las unidades del Trolebús y la Ecovía. El objetivo es garantizar la seguridad y tranquilidad de los 285 000 usuarios que diariamente utilizan esos servicios. 

Carlos Poveda, gerente de esa institución, explicó que la iniciativa surgió a partir de un análisis de seguridad que se hizo en los sistemas de transporte para identificar perfiles de personas que se dedican a robar en las unidades y tomar acciones inmediatas. También se busca vigilar que la gente utilice de forma adecuada la mascarilla y se cumplan los aforos. Asimismo, los celadores se encargan de observar que no haya presencia de comerciantes informales

Con ello -acotó el funcionario- se mejora la seguridad y la calidad del servicio para los usuarios. Se racionaliza el recurso humano del personal, el cual podrá asistir directamente al pasajero durante su viaje brindándole apoyo y soporte.

¿Cómo operan los 92 celadores? En las horas pico, dos efectivos del personal de seguridad se embarcan, de manera aleatoria, en las unidades de los circuitos para verificar y controlar que se cumpla el aforo permitido del 50%. Al mismo tiempo, ellos disuaden cualquier intento de acción delincuencial o inseguridad en los corredores. 

Mauricio Cerón, coordinador de seguridad del Trolebús, indicó que el proyecto también cuenta con 27 motorizados que brindan apoyo cuando se presenta una emergencia. “Antes se reportaba un promedio de 30 alertas semanales por hechos delictivos, ahora apenas vamos tres”.

Los robos más frecuentes que se reportaban eran arranches de celulares, mochilas o carteras. Cerón destacó que, con el nuevo sistema de seguridad, el martes lograron que un teléfono celular sustraído sea devuelto a su dueño. “También procederemos a judicializar a quienes se dediquen a delinquir en las unidades para atacar al problema de raíz”. 

Ademas, los agentes municipales se encargan de observar que no haya presencia de comerciantes informales en las paradas. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Además se ha desalojado a más 220 vendedores ambulantes no autorizados. 

Los usuarios apoyan la nueva medida implementada por la Empresa de Pasajeros. Marco Almeida contó que los robos se reportaban a diario al interior de las unidades, lo cual generaba miedo entre la gente. “Por suerte a mí no me han hecho daño, pero he visto lo que a otras personas les han sustraído sus pertenencias”. 

Marjorie Ponce presenció, hace un mes, cómo a una señora le arrancharon la cartera en una parada de la Ecovía. “Ella gritó, pero nadie le ayudó. El delincuente huyó rápidamente”. Espera que, con la presencia de los guardias, las personas hagan conciencia y no consuman alimentos al interior de las unidades de transporte

Suplementos digitales