Cinco momentos marcaron este 10 de agosto

La marcha de oposición, a la que asistieron gremios y organizaciones, se dirigió hasta la Corte Constitucional. Las personas que respaldan la labor de Jorge Yunda, comerciantes y vecinos, se dieron cita en la Plaza del Teatro. Fotos: Patricio Terán / EL COMERCIO

La voz de una ciudad cansada de los enredos legales, de la ingobernabilidad y de la falta de gestión para resolver los problemas de Quito se hizo escuchar ayer, 10 de agosto del 2021.

Gremios, colectivos, asociaciones y la sociedad civil se organizaron y salieron a las calles en marchas para exigir un alto a las disputas políticas y una solución ante la mayor crisis institucional que la capital ha enfrentado en su historia.

Es la primera vez, desde 1945 -cuando los burgomaestres empezaron a ser de elección popular- que dos personas se reconocen simultáneamente como la primera autoridad de la capital. Cada una con una sentencia que lo respalda.

Jorge Yunda, quien fue elegido en las urnas, asegura que un fallo de la Corte Provincial echó abajo el proceso de remoción en su contra, y Santiago Guarderas afirma que el Tribunal Contencioso Electoral ratificó la remoción, lo que permitió que, en su calidad de vicealcalde, haya subrogado funciones por 11 días.

Ambas sentencias son legales, pero crean un conflicto jurídico que los últimos meses se debatió en redes sociales, pero que ayer saltó a las calles y desembocó en cinco momentos claves. Los dos primeros: marchas a favor y en contra de Jorge Yunda.

Grupos sociales que respaldan la gestión de Yunda se concentraron en tres puntos de la ciudad: las plazas del Teatro y San Francisco, y en la 6 de Diciembre. Participaron co­merciantes, artesanos, sindicatos, entre otros.

Antonio Achig, representante de la parroquia Iñaquito en la Asamblea de Quito, indicó que se manifestaron porque consideran que cargos de voto popular, como el de alcalde, deben respetarse. “No estamos conformes con que 14 concejales quieran cambiar lo que decidió la mayoría”.

La marcha de oposición empezó a las 16:30 y participaron representantes del Cabildo Cívico de Quito, constructores, activistas, la Corporación Participación Ciudadana, dirigentes barriales, entre otros.

Asistieron alrededor de 1 500 personas. El punto de encuentro fue el parque El Arbolito. Carlos Loaiza, presidente de la Cámara de Comercio, indicó que los más de 50 gremios que protagonizaron esta marcha tienen como objetivo que la Corte Constitucional (CC) interfiera en el conflicto legal.

Los gremios destacaron “la aberrante sentencia” emitida por la Corte Provincial de Pichincha sobre el pedido de acción de protección de Jorge Yunda. Aseguran que fue aceptada de forma “antijurídica”.

Además, dicen que este hecho también es “un precedente jurídico nefasto para el control político en el Ecuador”.

Con ello, agregan, cualquier funcionario sujeto a ese control podrá argumentar que se han vulnerado sus derechos al ser juzgado, por considerar que existe una ausencia de imparcialidad.

El tercer momento fue el pedido de acción extraordinaria de protección que Guarderas presentó en la Corte Constitucional. Lo acompañaron el concejal Juan Manuel Carrión y la vicealcaldesa Brith Vaca.

Santiago Guarderas acudió ayer, 10 de agosto, a la Corte Constitucional, a pedir una acción extraordinaria de protección. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Guarderas espera que la CC, en vista de la grave crisis institucional que atraviesa el Municipio, pueda resolver el tema a la brevedad posible. En caso de que la CC revoque la acción ratificada por la Corte Provincial, los efectos de esa sentencia se suspenderían. Es decir, la remoción de Yunda quedaría en firme y Guarderas podría continuar con la subrogación de funciones. Pero si la Corte ratifica la acción, Yunda permanecería en la Alcaldía.

La tensión que se vio en las calles se vivió también al interior del Concejo Metropolitano. 43 minutos después de haber iniciado la sesión conmemorativa por el 10 de Agosto de 1809, el edil Fernando Morales agredió a Yunda. En medio del discurso, el concejal se levantó y violentamente le arrojó al rostro agua que tenía en un termo. Incluso le lanzó el envase.

“Sinvergüenza, ten decencia, Quito no merece lo que estás haciendo, tú y tu familia, familia de pillos. Debes renunciar”, le gritó el concejal en medio del asombro y de las críticas de todos los presentes.

El edil Fernando Morales arrojó agua al rostro de Jorge Yunda, durante la sesión conmemorativa del Concejo. Foto: cortesía

Yunda permaneció calmado. “Esa es la situación que nosotros enfrentamos siempre. Así, esas son las amenazas que siempre tenemos. La violencia, el ataque, cuando ya no tienen respuestas no tienen razones. A eso nos enfrentamos, queridos ciudadanos”, dijo.

Ediles como Eduardo del Pozo rechazaron los actos de violencia y dijeron que la dignidad de Quito se la debe defender pacíficamente.

El quinto momento de la jornada fue el pronunciamiento del presidente de la República, Guillermo Lasso. En la ceremonia del Primer Grito de la Independencia, indicó que los quiteños no merecen lo que sucede hoy. “De hecho, tampoco lo merecemos los ecuatorianos, porque Quito es la capital de cada habitante de este país. Lo que sucede aquí nos atañe a todos los ecuatorianos”, sostuvo en su discurso.

Suplementos digitales